(semisquare-x3)
Entre los candidatos se encuentra Jon Snow, papel interpretado por Kit Harington (AP).

A pocos días del estreno de la octava y última temporada de Game of Thrones, nada se sabe sobre la trama de los episodios que cerrarán la historia de una de las series más exitosas de la historia de la TV.

Las teorías y especulaciones de los fanáticos se acumulan, pero aun nadie puede contestar dos de los principales interrogantes sobre la ficción de HBO: ¿quién morirá primero? y ¿quién se sentará en el Trono de Hierro?

Claro que, en el caso de la segunda pregunta, esa que forma parte de la columna vertebral narrativa de Game of Thrones desde su primer episodio, las casas de apuestas ya tienen un favorito hace semanas.

Para sorpresa de muchos el preferido de los apostadores en Las Vegas es Bran Stark (Isaac Hempstead-Wright) que muchos expertos en el universo creado por George R.R. Martin suponen se convertirá -o ya se convirtió- en el temible y letal Rey de la Noche. Algo que muchos interpretaron al ver los diferentes adelantos del programa.

Segundo en lista de candidatos al trono está Jon Snow (Kit Harington) seguido por Sansa Stark (Sophie Turner), uno de los personajes cuya presencia y poder crecieron notablemente en el transcurso de las temporadas al punto de que aparece en las apuestas antes de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), tal vez porque muchos de los fanáticos suponen que la madre de dragones no sobrevivirá a la gran batalla de esta temporada.

En la misma posición que el personaje de Clarke está Gendry (Joe Dempsie), el hijo bastardo del Robert Baratheon, una presencia intermitente en la historia que en el final de la séptima temporada se unió a Jon Snow para luchar contra el Ejército de la Noche.

Algunos de los resultados más sorprendentes en las casas de apuestas de Las Vegas son la poca fe que tienen los fanáticos en Cersei Lannister (Lena Headey) que aparece en el fondo de la lista. Es decir, el que se anime a apostar por ella se llevará la mayor recompensa (2500 a 1) por la cantidad de dinero invertido.

Además, sorprende la presencia de Petyr "Littlefinger" Baelish (Aidan Gillen) que evidentemente algunos espectadores suponen que podría haber sobrevivido a su enfrentamiento con Arya Stark (Maisie Williams).

Incluso, algunos apostadores han decidido poner sus dólares al servicio de un personaje que todavía no existe: si el romance entre Daenerys Targaryen y Jon Snow resulta en un nuevo príncipe Targaryen, quienes apostaron por él se harían ricos, además de conseguir la satisfacción de haber sido de los pocos en tener razón.


💬Ver 0 comentarios