Es importante que los niños también desarrollen criterio propio para que puedan identificar lo que esté fuera de lo habitual y lo puedan comunicar a un adulto de su confianza. El Nuevo Dia 
-----
Es importante que los niños también desarrollen criterio propio para que puedan identificar lo que esté fuera de lo habitual y lo puedan comunicar a un adulto de su confianza. El Nuevo Dia ----- (Wanda Liz Vega)

Los niños y niñas con discapacidades tienen tres veces más probabilidades de convertirse en víctimas de abuso y de negligencia, tanto en el hogar como en la escuela, centros de cuido e instituciones residenciales, establece en un comunicado de prensa la pediatra Isabel Zambrana, para enfatizar en la importancia de que padres, madres, educadores y profesionales en general estén alertas ante cualquier indicador de abuso.

Según describe la doctora Zambrana, la discapacidad es la condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial, lo que afecta la forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad y la ejecución de actividades de la vida diaria.

“Estas discapacidades se pueden ver en el área motora, sensorial, comunicativa, de comportamiento o en el funcionamiento intelectual. Hay personas que presentan retraso mental o trastornos dentro del espectro de autismo”, explica la pediatra, con práctica en NeoMed Center. Por eso, reitera, es importante que todas las personas que interactúan con menores que presentan alguna discapacidad sepan reconocer los signos y síntomas de abuso y abandono.

“Se debe comenzar por estar atentos al trato que recibe su hijo o hija de parte de las diferentes personas que están en su entorno como, por ejemplo, si rechaza estar con esa persona o no quiere quedarse a solas con ella”, agrega la especialista, quien recomienda indagar sobre ese comportamiento.

De la misma forma, la pediatra indica que, como a cualquier otro menor -y tomando en consideración sus capacidades-, se le debe educar en el respeto y en la obediencia. “Pero es importante también desarrollar criterio propio para que puedan identificar lo que esté fuera de lo habitual, y lo puedan comunicar a un adulto de su confianza”, aconseja.

En esa misma línea, la doctora Zambrana recomienda referir a la víctima a un profesional de ayuda para que pueda manejar la situación que afecta su diario vivir. “Cada clínica de NeoMed Center cuenta con un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud como médicos, psicólogos, psiquiatras, consejeros, trabajadores sociales, entre otros para atender tanto la parte física como mental del menor y su familia, y de ser necesario, hacer los debidos referidos a las agencias pertinentes. La comunicación es completamente confidencial”.

A tener en cuenta

Otras señales que, según la doctora Isabel Zambrana, se debe estar atento son:

• Cambios de comportamiento repentinos

• Alteraciones en el sueño

• Lesiones como moretones, fracturas, quemaduras

• Dolor en el área genital

• Enfermedades transmitidas sexualmente sin explicación

• Falta de aseo

• Hambre constante

Los desafíos de atender a un niño o adulto con discapacidad son muchos. Por eso es importante, recomienda la pediatra, pedir la ayuda de familiares o amigos. “Recurrir a otras personas no es un signo de debilidad, sino de fortaleza”, aclara, tras resaltar que sacar tiempo para descansar y realizar actividades para despejarse, relajarse y recargar energías. “Se requiere cuidar de su persona para atender a los que tiene bajo su responsabilidad”.

Según el comunicado, NeoMed Center tiene presencia en los municipios de Naguabo, Juncos, Gurabo, Aguas Buenas, Trujillo Alto, Naguabo y San Lorenzo y cuenta con Salas de Emergencias con servicios las 24 horas del día y los siete días de la semana en los municipios de Gurabo y Trujillo Alto.

Para más información se pueden comunicar al (787) 737-2311 extensión 1013 o acceder al portal www.neomedcenter.org, o en su página de Facebook: @NeomedCenterInc. Si está en peligro de inmediato, llame al 9-1-1.

💬Ver comentarios