Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una alimentación saludable no solo debe contemplar qué, sino también cuándo comemos. Cuando el reloj biológico no está sincronizado con el ambiente, puede verse afectada la salud.
Una alimentación saludable no solo debe contemplar qué, sino también cuándo comemos. Cuando el reloj biológico no está sincronizado con el ambiente, puede verse afectada la salud. (Shutterstock)

El descanso y su relación con la alimentación están más ligados de lo que podría suponerse y entre ambos tejen distintos escenarios que pueden afectar nuestra rutina. La nutricionista Elizabeth Barcia resaltó la relevancia entre lo que comemos, el buen descanso y la salud en general: “Hablar del sueño y alimentación es muy importante porque las alteraciones del sueños son un factor que contribuye a la obesidad, tiene efectos a nivel cognitivo, reducen la capacidad de estar alertas, de concentración, altera los procesos de aprendizaje, la memoria, también se compromete todo lo que es el estado de ánimo”, aseguró.

💬Ver comentarios