Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Según ha demostrado en el nuevo estudio mundial, la estrategia es segura y, aunque no acorta el período de recuperación de los pacientes, sí rebaja un 30 % la mortalidad, sobre todo en aquellos pacientes más graves. (Archivo)
Según ha demostrado en el nuevo estudio mundial, la estrategia es segura y, aunque no acorta el período de recuperación de los pacientes, sí rebaja un 30 % la mortalidad, sobre todo en aquellos pacientes más graves. (Archivo) (The Associated Press)

Un estudio mundial liderado en España por el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) ha demostrado que añadir un nuevo antiviral al tratamiento actual contra el COVID-19 podría reducir un 30 % la mortalidad en pacientes ingresados.

💬Ver comentarios