Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los efectos persistentes de la infección incluyen dolores de cabeza, fatiga, pérdida del olfato y el gusto, incapacidad para dormir, así como “niebla cerebral”.
Los efectos persistentes de la infección incluyen dolores de cabeza, fatiga, pérdida del olfato y el gusto, incapacidad para dormir, así como “niebla cerebral”. (Agencia EFE)

Científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos concluyeron que la respuesta inmune generada por la infección de coronavirus daña los vasos sanguíneos del cerebro y puede ser responsable de síntomas de Covid-19 persistentes.

💬Ver comentarios