Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los investigadores reconocen que no pueden asegurar si la mala salud de los vegetarianos en el estudio se debe a su hábito dietético o si consumen esta forma de dieta debido a su mal estado de salud. (Shutterstock)
Aunque su popularidad va al alza y se consideran más sanas, las dietas basadas en plantas pueden llevar a déficits nutricionales importantes si es que no se planifican bien. (Shutterstock)

A medida que las dietas vegetarianas se vuelven más populares en múltiples países, la ciencia ha ido estudiando su impacto en la salud. A partir de ello, los especialistas coinciden en un punto: una dieta basada en plantas no es una vía automática para estar más sano.

💬Ver comentarios