La manicura en gel es muy popular por su larga duración.
La manicura en gel es muy popular por su larga duración. (Shutterstock)

En la actualidad la manicura se ha vuelto una tendencia tanto en hombres como en mujeres. De hecho, aunque no lo creas, las uñas acrílicas han formado parte de la moda desde la antigüedad debido a sus colores y versatilidad de diseños.

Sabemos que amas ver tus manos en cuanto dejas el salón pero, con el tiempo, las uñas pierden su encanto y, para que no tengas que acudir nuevamente para retirarlas vamos a compartirte un par de trucos.

De acuerdo con el artículo “Historia de La Manicura y el Pedicure”, la manicura se remonta a tiempos antiguos. Se han encontrado escritos de la época del Egipto de los faraones en los que se describe con detalle que las mujeres, e incluso una parte de los hombres, se maquillaban los ojos, los pómulos de rojo y las palmas de las manos y uñas con henna.

También, en la antigua China, tener las uñas largas era sinónimo de nobleza, de este modo, todos los hombres que pertenecían a un estatus social alto llevaban las uñas bastante largas.

Ya para hablar de fechas más cercanas y del occidente, las primeras empresas dedicadas a la manicura nacieron en Estados Unidos a comienzos del siglo XX, siendo el impulso decisivo a mediados de los años 50 con Hollywood.

Ya sabes algo más de esta tradición de belleza, pero el día de hoy te contaremos unos trucos para retirar el acrílico desde casa sin necesidad de tener que recurrir a un especialista.

Retirar uñas acrílicas en casa

Para quitarte las uñas de acrílico en casa te vamos a compartir dos métodos para los cuales vas a necesitar:

- Acetona

- Algodón

- Papel aluminio

- Lima 100/180

- Aceite para cutículas

Primero hay que limar la uña para eliminar el esmalte de color. Hazlo suavemente para no causar dolor, esto hará que la acetona penetre en el esmalte y sea más fácil de retirar.

Luego vierte la acetona en un recipiente y sumerge las uñas alrededor de 10 minutos aproximadamente.

Usa la lima para ir retirando el acrílico, hazlo con cuidado ya que puedes quebrar la uña. Después de un rato notarás como va surgiendo de nuevo tu uña natural. Al terminar aplica vaselina o aceite para hidratar la cutícula ya que quedará irritada después de haber usado la acetona.

Algodón y aluminio

Para este método igualmente tienes que usar la lima para retirar el color del esmalte de uñas. También es recomendable usar un cortauñas para reducir el tamaño de la uña y evitar que se quiebre.

Tienes que adelgazar la capa de acrílico para hacer uso de este truco. Cuando veas que ya lucen opacas es el punto exacto para dejar de limar.

Ahora toma un pedazo de algodón y sumérgelo en acetona, después ponlo sobre tu uña y envuelve con papel aluminio, esto para que se genere el calor necesario para ablandar y facilitar el retiro del esmalte. En este caso puedes dejar que la acetona actúe mínimo 20 minutos.

Posteriormente será momento de retirar el aluminio y el algodón y, con ayuda de un empujador de cutícula, comienza a desprender con cuidado el esmalte y el acrílico de la uña, en caso de que aún sea difícil de retirar hay que repetir el procedimiento de envolver en aluminio.

Al finalizar aplica crema y esmalte hidratantes para cuidar la salud de tus manos y uñas.

💬Ver comentarios