El príncipe Andrew logró un acuerdo económico con Virginia Giuffre, quien lo acusaba de abuso sexual.
El príncipe Andrew logró un acuerdo económico con Virginia Giuffre, quien lo acusaba de abuso sexual. (David Parker)

Fue a mediados del pasado mes de febrero que se reveló que el príncipe Andrew había logrado llegar a un acuerdo económico con Virginia Giuffre, presunta víctima de abuso sexual, para evitar que continuara con el proceso judicial en su contra y no tener que enfrentarse en los tribunales estadounidenses.

En una serie de documentos que se dieron a conocer en aquel momento y que fueron presentados por los representantes legales del hijo de la reina Elizabeth II al juez Lewis A. Kaplan, se le solicitaba que suspendiera todos los plazos del proceso judicial de inmediato ya que ambas partes habían llegado a un acuerdo.

Aunque no se revelaron los detalles de la negociación entre la demandante y el demandado, algunos medios ingleses como “The Telegraph” y “The Sun”, aseguraron que el convenio entre las partes ascendía entre los 15 y 17 millones de dólares, mismo que tenían que ser cubierto en un plazo no mayor a los 30 días.

De hecho, la información que más resaltó es que sería la reina Elizabeth II y el heredero al trono, el príncipe Charles, quienes apoyarían al príncipe Andrew para pagar la millonaria suma y quedar libre de todos los cargos que se presentaron en su contra.

Incluso, se reportó que el duque de York estaba obligado a devolver el préstamo de su familia, ya sea vendiendo una de sus casas, en particular la ubicada en Suiza o, de la herencia que reciba de la reina Elizabeth II.

Ahora, se acaba de dar a conocer que el hijo preferido de la monarca inglesa, quien acaba de celebrar 70 años en el trono del Reino Unido, por fin logró vender su mansión en Verbier, Suiza valuada en 21 millones de dólares.

Según la información que está circulando, en los últimos días ha aumentado la actividad en la propiedad del duque de York, incluso, se han visto camiones de mudanza entrando y saliendo de la mansión que le compró en 2014 a la socialité Isabelle de Rouvre, quien terminó demandando al príncipe Andrew por la falta de un pago de 8 millones de dólares. Al final el problema se solucionó en 2021.

💬Ver comentarios