Puedes tomar medidas para que tu auto, guagua o todoterreno tenga mejor rendimiento, llegue más lejos y posiblemente ahorre algo de dinero en combustible.
Puedes tomar medidas para que tu auto, guagua o todoterreno tenga mejor rendimiento, llegue más lejos y posiblemente ahorre algo de dinero en combustible. (Angel M. Rivera)

Michigan — El contador de la bomba de gasolina parece girar más rápido estos días, y los precios del combustible en Estados Unidos batieron otro récord el martes.

El precio promedio de gasolina regular sin plomo alcanzó los 4.37 dólares por galón (1.15 dólares por litro), según la asociación experta en el sector AAA. Eso es 17 centavos por galón más que la semana pasada. En esta época del año pasado costaba 2.97 dólares por galón (0.78 dólares por litro).

Los precios del petróleo crudo ya eran elevados en gran parte porque muchos países se niegan a comprar petróleo ruso por la invasión a Ucrania. Y ahora inicia otra temporada de mucho tránsito en Estados Unidos y la demanda sube.

Eso significa que ponerle 15 galones (57 litros) a un vehículo ahora cuesta la impactante cantidad de 65.55 dólares. Cuatro tanques llenos al mes costarían más de 260 dólares, una gran tajada del presupuesto de casi cualquiera.

Con los precios de la gasolina así de elevados, los conductores podrían pensar en cambiar sus vehículos más viejos por unos más eficientes. Pero eso podría no ser rentable. La escasez mundial de chips y otras autopartes ha afectado la producción de vehículos nuevos, por lo que han aumentado los precios. Por este motivo, muchas personas se dirigieron al mercado de autos usados, lo que también aumentó los precios.

El vehículo usado promedio costaba 31,218 dólares el mes pasado en Estados Unidos. ¿El promedio de uno nuevo? Según el sitio Edmunds.com: 45,341 dólares.

En general, los vehículos eléctricos son incluso más caros que sus equivalentes a combustible, aunque cargar la batería suele ser mucho más barato.

No todo está perdido. Puedes tomar medidas para que tu auto, guagua o todoterreno tenga mejor rendimiento, llegue más lejos y posiblemente ahorre algo de dinero en combustible:

1. Asegúrate de que los neumáticos tengan suficiente aire

Los neumáticos sin suficiente aire crean más resistencia a la rodadura en el pavimento, de ahí que reducen el rendimiento por millas.

Infla tus neumáticos a la presión recomendada (puedes verla en una placa situada al interior de la puerta del conductor). Revísalos de forma periódica con un manómetro para neumáticos.

“Comúnmente, tu consumo de combustible se verá afectado por un 5% o 10% si no están inflados correctamente”, dijo David Bennett, gerente de sistemas de reparación en AAA.

Pero no los infles de más. Hacerlo podría desgastar más rápido los neumáticos.

2. Haz mantenimientos adecuados a tu vehículo

Sigue las recomendaciones del fabricante para cambio de aceite y otros fluidos, y para reemplazar filtros de aire y otros. También ayuda reemplazar bujías en los tiempos adecuados.

“El vehículo va a operar a su mejor rendimiento” con un buen mantenimiento, señaló Bennett.

Costará entre 235 y 289 dólares cambiar las bujías en, digamos, una camioneta pickup Ford F-150 de 10 años de antigüedad con un motor V8 de 4.6 litros, según Repairpal.com.

3. Vigila tu velocidad

La AAA dice que el rendimiento del combustible llega a su mejor nivel a unas 50 millas por hora (mph) en la mayoría de los vehículos, luego disminuye al aumentar la velocidad.

Reducir la velocidad en las autopistas entre 5 mph y 10 mph mejora el rendimiento en hasta 14%.

4. Planea tu ruta con anticipación

Evita tener que regresar. Haz varias tareas en un viaje. Evita horas pico y otros momentos de mucho tránsito.

5. No dejes el motor encendido sin avanzar demasiado tiempo

Un motor consume entre un cuarto de galón y medio galón (1.9 litros) de gasolina por hora cuando el motor está en ralentí, pero un motor caliente solo necesita aproximadamente 10 segundos de combustible para rearrancar, según la AAA.

Así que cuando sea seguro, apaga tu motor si estarás parado más de un minuto. Muchos vehículos hacen esto automáticamente. Bennett dice que los propietarios no deberían desactivar su nuevo sistema “stop-start”.

6. Desacelera al acercarte a semáforos en rojo para evitar frenar

Calcula la distancia y velocidad para evitar parar por completo. Los autos consumen mucho combustible para empezar a moverse de nuevo cuando están totalmente parados.

💬Ver comentarios