Bolsa de valores 05:07 AM
S&P 500
5615.35
0.55%
·
Dow Jones
40000.90
0.62%
·
Nasdaq
18396.98
0.62%
Noticia
Basado en hechos que el periodista haya observado y verificado de primera mano, o en información verificada que proviene de fuentes bien informadas.
Sin niños y pasar menos tiempo en el supermercado para no gastar demás: así se hace compra en Puerto Rico

Los consumidores cuadran sus presupuestos con tarjetas de crédito porque el dinero no le alcanza, según los hallazgos de Radiografía del Consumidor 2024

18 de junio de 2024 - 10:00 AM

Según la Radiografía del Consumidor 2024, el gasto de compras en el supermercado es similar al del año pasado, alrededor de $452 mensuales, de los cuales $365 se utilizaron en alimentos y $87 en no alimentos. (JOSIAN BRUNO)

Los consumidores visitan el supermercado solos -es decir, sin niños- y se tardan, en promedio, unos 66 minutos dentro del establecimiento, o 25% menos tiempo que hace una década. Así lo refleja la encuesta Radiografía del Consumidor 2024, que comisiona la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) y que presentó el jueves a toda la industria, como preludio a su convención anual este fin de semana.

La razón para que un 60% de los encuestados dijera que prefieren ir solos al supermercado, es “para evitar que los nenes se antojen de más cosas”, y eso provoque que se salgan del presupuesto familiar. Esa tendencia es más marcada en la zona este y norte del país, según los entrevistados.

Este año, el consumidor ha sufrido el impacto por la inflación, así como aumentos en diversos renglones, entre ellos, gasolina, alimentos y servicios públicos como la electricidad y el agua. Con un ingreso mensual promedio de unos $2,733, la mayoría hace malabares para lidiar con el aumento en el costo de vida. Seis de cada $10 del presupuesto familiar se van en el pago de transportación (renta de auto, gasolina, mantenimiento); hipoteca o alquiler de vivienda; y alimentos, según el estudio.

Por ello, este año, el gasto de compras en el supermercado es similar al del año pasado, alrededor de $452 mensuales, de los cuales $365 se utilizaron en alimentos y $87 en no alimentos.

“Gastan lo mismo, comprando menos, porque los precios están más altos”, dijo Mario Rodríguez, de e3 Consulting y miembro del comité de Radiografía, quien señaló que los alimentos es una partida que los consumidores pueden controlar, a diferencia del pago de hipoteca o del préstamo del carro.

La generación con el mayor gasto mensual en la compra fueron los millennials (28 a 42 años) con $502. Y al segmentar las respuestas por región geográfica, el mayor gasto lo hacen los residentes de la zona oeste.

“Se ve la transición generacional. La generación X que anteriormente tenía a sus hijos en edad escolar, aparecía con un gasto promedio mensual mayor en la compra de alimentos. Ahora, la generación que está con la crianza de hijos menores de edad son los millennials”, agregó Rodríguez.

Y como el dinero no les alcanza, el 64% de los encuestados dijo que cuadran su presupuesto cargando algunas compras a sus tarjetas de crédito.

En consecuencia, el pago de los consumidores en tarjetas de crédito se estimó aproximadamente en unos $283 al mes. Y a eso, se suma el pago de préstamos personales, con un promedio mensual de $249.

Recomendaciones al dueño del supermercado

La encuesta no indagó por qué el consumidor tarda menos tiempo ahora al hacer la compra. Es decir, si es porque viven de forma más acelerada, o porque van con más frecuencia al supermercado, o si responde a que en la actualidad, los supermercados son más pequeños que hace una década atrás. Lo que sí reflejó el estudio es que el consumidor visita, en promedio, tres tiendas al mes para poder comprar lo que necesita.

Para procurar que haya más fidelidad por parte del consumidor y visite solo un establecimiento, Richard Valdés, presidente del comité de Radiografía, recomendó a los dueños de supermercados que “creen experiencias de acuerdo a cada generación. La gente está buscando una experiencia cuando va al supermercado”. Mencionó que a los “boomers les encanta ir al supermercado, es su momento de esparcimiento”, mientras a la generación Z (entre 18 y 27 años) se comporta de otra forma, y está en busca de la conveniencia.

Asimismo, Valdés sugirió que resalten en sus góndolas recetas fáciles de cocinar, como pastas, barbacoas o pizzas; o productos fáciles de preparar como carnes ya adobadas o pinchos listos para cocinar.

De otro lado, siete de cada 10 entrevistados dijeron que evitan ir al supermercado si el establecimiento está lleno. Un 78% indicó que no le gusta ir si la tienda tiene mal olor y un 73% no visita a las que tienen un mal aspecto.

La presentación de MIDA incluyó además una sección del supermercado del futuro, en la que se proyectó un video con carritos de compra que traen integrados un escáner. “Ahora los carritos son cajas registradoras”, manifestó Félix Aponte, presidente de la cadena Agranel.

Además, los productos no necesitarán etiquetas en papel, pues ya están disponibles las etiquetas digitales. Y pudiera ocurrir, de cara al futuro, que el consumidor vaya al supermercado, pasee por las góndolas tocando los productos que necesite comprar, y al final, reciba la compra en su casa, sin mediar empleados que le cobren ni tener que cargar las pesadas bolsas de compra.



Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: