Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Hace tres décadas, la situación en los muelles de San Juan era distinta. Existían más líneas marítimas y compañías de estiba. Hoy, apenas quedan cuatro compañías que mueven carga doméstica, es decir entre Estados Unidos y Puerto Rico.
Hace tres décadas, la situación en los muelles de San Juan era distinta. Existían más líneas marítimas y compañías de estiba. Hoy, apenas quedan cuatro compañías que mueven carga doméstica, es decir entre Estados Unidos y Puerto Rico. (TONY ZAYAS)

En un archipiélago que depende en demasía de la importación de mercancía y materias primas para la subsistencia económica, cualquiera pensaría que el país tiene un sistema robusto en cuanto a competitividad marítima se refiere.

💬Ver comentarios