Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (vertical-x1)
El congresista boricua, Luis Gutiérrez. (GFR Media)

Washington - Demócratas boricuas del Congreso han coincidido en que el presidente Donald Trump, de haber actuado con mayor rapidez, pudo haber reducido el número de muertes como consecuencia del huracán María, que se calcula está cerca de las 4,645 personas.

“Muchas de estas muertes se podrían haber evitado fácilmente si la administración Trump hubiese elegido reconocer la magnitud de la crisis y hubiera tomado medidas más enérgicas para ayudar a la población de Puerto Rico inmediatamente después del huracán. En cambio, continúa minimizando el impacto que el huracán María tuvo en la isla y su gente”, indicó José Serrano (Nueva York).

Nydia Velázquez (Nueva York), quien desde octubre solicitó a la Oficina de Contraloría General (GAO) que realice una auditoría sobre el total de muertes a causa del ciclón, sostuvo que el estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard ha corroborado que se trató de “un desastre épico”.

“El huracán María golpeó con fuerza brutal por un día completo en septiembre de 2017, pero el desastre posterior fue la respuesta del gobierno federal al daño que María causó. El estudio de Harvard confirma nuestras peores pesadillas, predicciones y advertencias en ese momento”, indicó, por su parte, Luis Gutiérrez (Illinois).

Un estudio científico de la Universidad de Harvard e investigadores de otras instituciones reveló que 4,645 personas y posiblemente hasta más de 5,000 perdieron la vida desde el 20 de septiembre hasta el 31 de diciembre, a causa del huracán María.

El estudio atribuye la mayoría de las muertes a la interrupción de servicios médicos por la falta de energía eléctrica, un problema que aún tienen miles de familias en Puerto Rico.

La cifra de muertes que estima la Universidad de Harvard supera los sobre 1,800 decesos atribuidos al huracán Katrina en el 2005, en Luisiana,  la emergencia que el presidente Donald Trump utilizó para decir que en Puerto Rico no había ocurrido “una catástrofe real”.

El estudio de Harvard se hizo a través de encuestas a 3,299 familias en los 900 barrios de Puerto Rico.

El gobierno de Puerto Rico, que ha certificado la muerte de solo 64 personas a causa del huracán, espera por un estudio que le encomendó a la Escuela de Salud Pública de George Washington University.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders,  indicó - al ser preguntada por segundo día consecutivo sobre el estudio de la Universidad de Harvard-,  que respaldan "los esfuerzos del gobernador Rosselló para garantizar la plena rendición de cuentas  y la transparencia, y aquellos que han sufrido esta tragedia merecen nada menos que eso".


💬Ver 0 comentarios