Donald Trump seguramente firmará la iniciativa, que cuenta con la bendición de los principales legisladores republicanos como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, arriba. (AP / Andrew Harnik)

Washington — Negociadores de ambos partidos en el Congreso de Estados Unidos llegaron a un acuerdo sobre una iniciativa de ley para asignar $8,300 millones para combatir el brote de coronavirus que se está extendiendo y amenazando con causar un fuerte impacto en la economía y trastornar la vida cotidiana en el país.

La Cámara de Representantes votará sobre el proyecto más tarde el miércoles y los líderes del Senado están presionando para que se vote en esa cámara a fines de semana. El acuerdo fue anunciado por portavoces de las comisiones de Asignaciones Presupuestarias de la cámara baja y del Senado que negociaron la iniciativa.

El proyecto se redactó en poco más de una semana, una rareza en un Washington, D.C. profundamente polarizado. Triplica el plan de $2,500 millones presentado por el presidente Donald Trump apenas la semana pasada.

Trump seguramente firmará la iniciativa, que cuenta con la bendición de los principales legisladores republicanos como el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el principal republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.

"Este momento requiere colaboración y unidad", dijo McConnell. "Es hora de dar a nuestros expertos en salud pública y profesionales de la salud los recursos que necesitan en este momento difícil".

El acuerdo se concretó luego de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, rechazara una demanda, con la oposición de la industria farmacéutica, a fin de garantizar que cualquier vacuna y tratamiento farmacológico desarrollado con investigación respaldada por el gobierno, pero fabricado por compañías farmacéuticas, se ofrezca a precios "asequibles".

En cambio, el proyecto de ley asigna $300 millones para que el gobierno compre dichos medicamentos a precios "justos y razonables" para distribuirlos a quienes lo necesiten, que es el estándar que se aplicó para crisis anteriores como el brote de gripe H1N1 de 2009.


💬Ver 0 comentarios