El Capitolio de Estados Unidos. (GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

--

Washington - El liderato de la Cámara de Representantes de Estados Unidos desistió hoy de sus planes de volver a sesionar continuamente la semana próxima, al reconocer, como era evidente, que los casos de coronavirus en la capital federal van en aumento.

“Esperamos volver pronto”, dijo Steny Hoyer, líder de la mayoría demócrata de la Cámara baja, al dar marcha atrás a la decisión anunciada a su caucus, hace 24 horas, de que volverían a sesionar a partir del lunes, 4 de mayo.

Pero, el médico oficial de la Cámara baja indicó que no recomendaba tomar el riesgo que significaba volver a reunir en el Capitolio federal en estos momentos a los 430 congresistas - hay cinco vacantes- y sus miles de empleados, sostuvo Hoyer, en una conferencia de prensa telefónica.

Los datos que provee el gobierno municipal de Washington D.C. han reflejado un aumento continuo en los casos positivos de coronavirus. La misma tendencia aún demuestran los estados contiguos de Virginia y Maryland.

Bajo las guías de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los gobiernos locales deben mantener vigentes las ordenes ejecutivas de cierre de empresas no esenciales, escuelas e iglesias, hasta que se refleje una baja de 14 días consecutivos en los nuevos casos de coronavirus, incluidas las hospitalizaciones.

Las guías de los CDC también proponen asegurar, antes de cualquier reapertura, que el sistema hospitalario cuenta con capacidad para manejar un nuevo brote del COVID-19, y que hay pruebas de detección suficientes para los trabajadores que son vulnerables a la infección, como los empleados del área de la salud.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, ha indicado que la cámara alta volverá a sesionar continuamente a partir del lunes.

Antes del anuncio de Hoyer, miembros delcaucus demócrata cuestionaron en una conferencia telefónica el lunes la sabiduría de volver a sesionar en estos momentos, ante el aumento de caso del COVID-19 en la capital estadounidense, sede del gobierno federal.

Los líderes del Congreso discuten el contenido de un próximo proyecto de estímulo económico federal que se quiere aprobar a más tardar en junio. Hoyer sostuvo, sin embargo, que espera que la Cámara baja apruebe una legislación "muy pronto".

El Congreso ha limitado sus sesiones del último mes a aprobar dos medidas de estímulo económico, que en total asignan unos $2.7 billones (trillions en inglés). La más reciente fue convertida en ley el viernes por el presidente Trump.


💬Ver 0 comentarios