Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Aunque apreciamos que el gobierno federal haya movilizado personal, equipos y recursos, todavía (la respuesta) es insuficiente
“Aunque apreciamos que el gobierno federal haya movilizado personal, equipos y recursos, todavía (la respuesta) es insuficiente", indicó Gretchen Sierra-Zorita, portavoz de la Agenda Nacional Puertorriqueña. (Archivo / GFR Media)

WASHINGTON - Grupos de la diáspora que llevan tiempo advirtiendo al gobierno de los Estados Unidos que se necesitan medidas para el desarrollo de la economía de Puerto Rico, redoblaron sus esfuerzos y están abiertos a escuchar los detalles de los planes del gobierno de la Isla para presionar a Washington en busca de que se mitigue la catástrofe causada por el huracán María.

Aún sin las autoridades de la Isla haberles convocado formalmente, la Agenda Nacional Puertorriqueña afirmó ayer que da la bienvenida "a cualquier información e ideas que el gobierno de Puerto Rico nos pueda proporcionar".

“Aunque apreciamos que el gobierno federal haya movilizado personal, equipos y recursos, todavía (la respuesta) es insuficiente", indicó Gretchen Sierra-Zorita, portavoz de la Agenda Nacional Puertorriqueña, una coalición de más de 30 grupos boricuas en los Estados Unidos.

Héctor Figueroa, presidente del sindicato 32BJ y portavoz del grupo Vamos por Puerto Rico, sostuvo que además de estar dedicados a las recaudaciones de “millones de dólares y materiales para prestar ayuda a la gente de Puerto Rico”, ya han exigido de “nuestros congresistas que proporcionen un plan de ayuda inmediato y suficiente para las graves necesidades que enfrenta nuestra querida isla”.

Durante el fin de semana, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares pidió a la diáspora boricua que eleve la presión al gobierno federal a favor de asignaciones de emergencia, y un plan dirigido a la recuperación a largo plazo de Puerto Rico.

La Casa Blanca ha pedido al Congreso que autorice un préstamo de $4,900 millones al gobierno de Puerto Rico, ante la pérdida de ingresos que ha tenido como consecuencia del impacto del huracán María.

El préstamo de $4,900 millones saldría del programa para atender desastres comunitarios - CDL, por sus siglas en inglés-, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Los $4,900 millones serían independientes a los $12,770 millones que irían dirigidos a llenar las arcas del fondo para atender desastres de FEMA.

Los $12,770 millones del fondo para atender desastres se distribuirán a víctimas de catástrofes recientes a base de reclamaciones hechas por familias que han sufrido pérdidas de propiedad o gobiernos locales cuya infraestructura ha quedado dañada.

A diferencia del fondo para atender desastres de FEMA, el préstamo de $4,900 millones permite que el dinero vaya directamente a reemplazar la pérdida de ingresos de gobiernos locales de Puerto Rico, tanto municipios, como corporaciones públicas y el propio gobierno central, según la propuesta de la Casa Blanca.

Con el coauspicio de varios grupos hispanos y boricuas, hoy se llevará a cabo un mitin frente al Capitolio que reclama un programa de recuperación a largo plazo tipo Plan Marshall, la exención permanente de las normas de cabotaje y asistencia de emergencia a corto plazo.

Grupos como LULAC, la Alianza Latina Conservadora, la Agenda Nacional Puertorriquena y "The National Puerto Rican Chamber of Commerce” auspician el mitin, que reunirá a varios congresistas.

Figueroa indicó que la cancelación de la deuda pública debería estar sobre la mesa.

La diáspora tiene un peso político significativo en Florida y Nueva York, estados en los que tiene sobre 1 millón de personas.

En Florida, han estado en contacto con los congresistas demócratas Darren Soto, de origen boricua, y Stephanie Murphy, que demandan acción del Congreso y cuestionado la respuesta federal, dijo Anthony Suárez, presidente de la Asociación de Abogados Puertorriqueños de Florida.

Peter Vivaldi, republicano y ex precandidato al Congreso, sostuvo que hay también suficiente población puertorriqueña como para poder influenciar a la congresista demócrata Val Demings, en el distrito 10 del centro de Florida.

“No he visto un congresista republicano haciendo el esfuerzo de Soto y Murphy”, dijo Suárez, quien se desvinculó recientemente del Partido Republicano y se declaró independiente molesto con la política pública del presidente Donald Trump.

Angelo Falcón, comentarista y presidente del Instituto de Política Pública Latina, sostuvo que por sus implicaciones para las elecciones presidenciales, la reacción de los puertorriqueños de Florida “será lo más importante".

Frente a la nueva ola migratoria, Falcón sostuvo que la lenta respuesta del gobierno de Trump a la emergencia, sumado a sus expresiones culpando a los puertorriqueños de disparar los gastos del presupuesto federal, pueda crear más antagonismo hacia los republicanos entre un electorado que suele favorecer a los demócratas.

En el Senado federal, donde demócratas y republicanos han empezado a ver como inevitable que se ordene un plan de reconstrucción de Puerto Rico a largo plazo, la población boricua tiene cierto peso político también en estados como Ohio y Pensilvania.

Dereck Negrón Torres, estudiante en la Universidad estatal de Ohio, sostuvo que los miembros de la comunidad boricua han estado dedicados a los esfuerzos de recaudación para los damnificados, pero que comenzarán a acercarse a las oficinas de los senadores Rob Portman, republicano, y Sherrod Brown, demócrata.

El republicano Vivaldi dijo que la contiendaelectoral en Florida por el escaño del senador federal demócrata Bill Nelson debe ser también foco de atención. Nelson. quien suele estar pendiente de los temas referentes a los fondos de salud para Puerto Rico, es retado, de cara a las elecciones legislativas federales de noviembre de 2018, por el ahora gobernador de Florida, Rick Scott.

En medio de la emergencia, Scott ha estado muy activo en los esfuerzos de apoyo a Puerto Rico, facilitando el envío de donativos y ofreciendo incentivos para los boricuas que, en medio del agravamiento de la crisis en la Isla, deciden mudarse temporal o permanentemente a su estado.


💬Ver 0 comentarios