La representante Xochitl Torres Small saca un número durante el sorteo de oficinas para los nuevos miembros de la cámara baja de EE.UU. en Washington el 30 de noviembre del 2018. (AP /Susan Walsh) (semisquare-x3)
La representante Xochitl Torres Small saca un número durante el sorteo de oficinas para los nuevos miembros de la cámara baja de EE.UU. en Washington el 30 de noviembre del 2018. (AP /Susan Walsh)

Desde que ganó una contienda muy peleada en Nuevo México hace tres meses, la representante Xochitl Torres Small no ha generado tanta atención como los otros legisladores nuevos.

Esta demócrata de Las Cruces no es acosada por una multitud de periodistas cuando la ven por los pasillos del Congreso, como ocurre con Alexandria Ocasio-Cortez. Y rara vez sale en revistas, como Ayanna Pressley o Rashida Tlaib, otras correligionarias.

Pero Torres Small dijo en una entrevista la semana pasada que no le importa recibir menos atención que otras legisladoras y que su objetivo es resolver los problemas relacionados con la inmigración y la seguridad de la frontera.

“No trato de ser la más ruidosa”, expresó. “Lo que me interesa es encontrar soluciones y para ello estoy dispuesta a trabajar con todos”.

Algunas de las soluciones que propone van en contra de las que plantean Ocasio-Cortez y Pressley, quienes, entre otras cosas, quieren retirarle los fondos al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (conocido por sus siglas en inglés, ICE).

Torres Small considera que eso “no es realista”.

Esta nieta de inmigrantes mexicanos que se crió como mormona, dijo que el ICE necesita más recursos acompañados de una mayor supervisión.

Mencionó el caso de los migrantes centroamericanos que ingresan a Estados Unidos a través del aislado cruce fronterizo de Antelope Wells, en el sudoeste de Nuevo México. El creciente flujo pone en aprietos a los agentes de la Patrulla de Fronteras, que trabajan en una región remota y encuentran migrantes que necesitan atención médica inmediata.

“La situación en Antelope Wells y el aumento del tráfico son una de las razones por las que (la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) necesita adaptarse a circunstancias cambiantes”, manifestó Torres Small.

La semana pasada Torres Small fue nombrada presidenta de la Subcomisión de Vigilancia, Administración y Rendición de Cuentas de la Comisión de Seguridad Nacional. Indicó que en esa función tratará de conseguir más agentes calificados para vigilar áreas remotas y al mismo tiempo supervisar más de cerca a ese organismo.

Dijo que quiere asegurarse de que se trata a los migrantes de una forma humana y se les da tratamiento médico si lo necesitan.

A pesar de sus posturas más moderadas que las de otros demócratas, Torres Small no tiene demasiados adeptos entre los republicanos, que le apuntarán a su banca en las elecciones del 2020.

El presidente del Partido Republicano de Nuevo México Steve Pearce, quien supo ocupar la banca que tiene hoy Torres Small, sostuvo que ella no es “la voz independiente” que dice ser y que sigue la línea del Partido Demócrata. Hace notar su apoyo a la presidenta del bloque demócrata Nancy Pelosi.

“Su apoyo reflejo a la radical representante de San Francisco Nancy Pelosi demuestra que está totalmente comprometida con los intereses especiales liberales que financiaron su campaña”, afirmó Pearce en un comunicado.


💬Ver 0 comentarios