Una mujer estornuda.
Una mujer estornuda. (Shutterstock)

La Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (AAAAI, en inglés) alertó esta tarde que los niveles de esporas de hongo en el aire están entre moderados a altos luego de las recientes lluvias en varias partes de la isla.

Las estaciones de alérgenos de San Juan y Caguas, manejadas por el microbiólogo Benjamín Bolaños Rosero, registraron un nivel amarillo (moderado) y anaranjado (alto), respectivamente.

El análisis a las muestras tomadas esta mañana identificó tres especies de esporas de hongo que pudieran afectar la salud, entre ellas: Basidiomycete, Ascospores y Cladosporium. No obstante, en San Juan aparecían otras especies de hongo en la muestra, pero no fueron identificadas, según el informe.

Asimismo, en ambas regiones se reportó un nivel amarillo (moderado) de polen de árboles y presencia de particulado de polvo del Sahara, que podría complicar las amenazas a la salud respiratoria.

Incluso, la muestra recopiló particulado de hollín, que es el residuo de materiales orgánicos que contiene carbono y que puede resultar ser cancerígeno, en ambas regiones. Este polvo fino, de color negro o café, puede contener una cantidad de carcinógenos como arsénico, cadmio y cromo, según el Instituto Nacional de Cáncer.

Las esporas de hongo siempre se encuentran en el aire, pero en un nivel bajo o poco nocivo a grupos sensitivos. Sin embargo, sus niveles se exacerban luego de un evento de lluvias que provoca que se multiplique su presencia en el aire.

Las personas propensas a experimentar asma o alergias deben medicarse y tomar medidas preventivas para evitar complicaciones de salud. Además, pueden utilizar un purificador de aire con filtro HEPA, que recoge más del 95% de las partículas microscópicas en el aire, incluyendo las esporas de hongo en el interior de las residencias.

💬Ver comentarios