Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Nogales plantados en la década de 1960 cubren con su sombra un monumento conmemorativo improvisado en honor de las víctimas de la reciente masacre en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas.
Nogales plantados en la década de 1960 cubren con su sombra un monumento conmemorativo improvisado en honor de las víctimas de la reciente masacre en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas. (The Associated Press)

Texas — La policía aguardó la llegada de equipo de protección antes de ingresar a una escuela elemental de Texas en la que un hombre armado asesinó a 19 niños y dos maestras, incluso luego de que los agentes se percataron que algunas de las víctimas necesitaban atención médica, según registros obtenidos por The New York Times.

💬Ver comentarios