Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Una silla eléctrica en Columbia.
Una silla eléctrica en Columbia. (The Associated Press)

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, convirtió en ley un proyecto que obliga a que los reos en pena de muerte escojan entre la silla eléctrica o un pelotón de fusilamiento, con la esperanza de que el estado pueda retomar las ejecuciones luego de una pausa involuntaria de 10 años.

💬Ver comentarios