Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Uno de los centros de tutorías establecidos por el Colegio Único de Oportunidades se ubicaba en la escuela Carmen Casasús Martí, en Añasco. En total, la empresa obtuvo contratos que superan los $5.5 millones.
Uno de los centros de tutorías establecidos por el Colegio Único de Oportunidades se ubicaba en la escuela Carmen Casasús Martí, en Añasco. En total, la empresa obtuvo contratos que superan los $5.5 millones. (Jorge A Ramirez Portela)

El Departamento de Educación (DE), que cerró el año académico con cerca de 24,000 estudiantes fracasados, adjudicó los servicios de tutoría dirigidos a estudiantes en riesgo de no pasar de grado en la región oeste a una corporación de reciente creación, sin capacidad económica, que presentó deficiencias en su prestación de servicios a la Administración de Rehabilitación Vocacional (ARV) y que, además, tuvo un movimiento bancario irregular en la cuenta en la cual deposita los fondos federales.

💬Ver comentarios