Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas.
Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas. (Suministrada)

El Nuevo Día espera por la respuesta a una petición de información que realizara a la administración del Recinto de Ciencias Médicas para conocer las razones exactas para que el Consejo de Acreditación para la Educación Médica Graduada (ACGME, en inglés) determinara revocar la acreditación del programa de residencia de Neurocirugía de la Escuela de Medicina.

Las fallas que Ciencias Médicas y la Administración de Servicios Médicos (ASEM) deben corregir están contenidas en un informe del ACGME que el recinto universitario recibió a principios de mayo.

El Nuevo Día ha solicitado copia de dicho informe, dado que se trata de un documento público en manos de una instrumentalidad gubernamental, y aún espera por respuesta a un pedido de información realizado bajo la Ley de Transparencia y Procedimiento Expedito para el Acceso a la Información Pública el 28 de mayo. Dicho estatuto le otorga 10 días laborables para responder formalmente a la petición, plazo que aún no ha vencido.

El 10 de mayo, la rectora interina de Ciencias Médicas, Wanda T. Maldonado, informó en declaraciones escritas que los documentos relacionados con la pérdida de la acreditación no serán divulgados ni discutidos públicamente por reglamentación del ACGME.

El informe sobre las razones para revocar la acreditación ni siquiera fue compartido con los facultativos del programa de Neurocirugía que solicitaron acceso a él en una reunión poco después que se recibiera, supo este diario.

No obstante, a través de cinco fuentes, El Nuevo Día pudo corroborar varios de los puntos que causaron mayor preocupación a la agencia acreditadora y que incidieron en su decisión.

El bajo volumen de investigación, la falta de personal médico en el Centro Médico de Río Piedras y la poca cantidad de salas de operaciones disponibles fueron algunos de los señalamientos en contra del programa.

💬Ver comentarios