Pedro Pierluisi, gobernador de Puerto Rico. (David Villafane/Staff)

El gobernador Pedro Pierluisi anunció que radicará una medida para extender a los puertorriqueños las disposiciones del Crédito por Trabajo disponibles en el Código de Rentas Internas Federal, con el fin de equiparar el beneficio estatal con el federal a todos los residentes en la isla que son ciudadanos americanos.

Pierluisi destacó que la medida que aumentaría el programa de Crédito por Trabajo del gobierno de Puerto Rico con fondos federales, tendría el efecto de incentivar el trabajo y proveer un alivio a la clase trabajadora.

“La extensión completa a Puerto Rico del Crédito por Trabajo tendrá un efecto multiplicador en nuestra isla. La aprobación de esta medida permitirá que nuestros contribuyentes reciban un incentivo económico dirigido plenamente a fomentar el trabajo. Para este gobierno es de suma importancia expandir los recursos que tenemos disponibles y que redunden en beneficios a nuestros ciudadanos”, sostuvo el gobernador mediante un comunicado de prensa.

Destacó que la medida establecerá que el Departamento de Hacienda de Puerto Rico realizará cualquier acción necesaria para promover la implementación efectiva de esta legislación para el ciclo contributivo correspondiente al año 2021.

De paso, Pierluisi reiteró su agradecimiento a la administración del presidente Joe Biden y al Congreso por la aprobación del Plan de Rescate Americano que amplió el programa del Crédito Contributivo por Ingreso Devengado (EITC, por sus siglas en inglés) en aproximadamente $612 millones en fondos adicionales para el programa por los próximos 10 años.

La pieza legislativa que presentará Pierluisi, establecerá que actualmente el Crédito por Trabajo de Puerto Rico supone un crédito contributivo de 10 centavos por cada dólar del ingreso que genera una familia, hasta los $15,000, para una familia casada con dos hijos, indica el comunicado. No obstante, destacó el gobernador, a medida que los ingresos de una familia continúan aumentando, el crédito cae hasta que finalmente se reduce a cero, lo que ocurre cuando los ingresos alcanzan $34,750.

“Bajo el cálculo existente, el beneficio máximo del Crédito por Trabajo en Puerto Rico es de $2,000 por año, por lo que esta medida busca equiparar el beneficio otorgado en el Crédito por Trabajo estatal con el federal”, dijo el gobernador.

Como condición para recibir los fondos federales aprobados, el gobierno de Puerto Rico debe realizar pagos anuales de sobre $800 millones a los beneficiarios del EITC. Sin embargo, para el Año Fiscal 2019 los créditos reclamados se estimaron en $115 millones con un total de 258,000 declarantes, lo cual se encuentra muy por debajo de la cantidad base establecida, indicó La Fortaleza.

“Por tal razón, es necesario que el gobierno de Puerto Rico apruebe legislación dirigida a modificar el EITC local con el propósito de extender los incentivos laborales”, sostuvo el gobernador.

💬Ver comentarios