El secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado.
El secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado. (David Villafañe Ramos)

Los hospitales podrán dispensar tratamientos orales contra el COVID-19 como una estrategia del Departamento de Salud para mitigar el alza significativa en las hospitalizaciones por el coronavirus, anunció el secretario Carlos Mellado López.

En un acuerdo con la Asociación de Hospitales, el gobierno destinará estos tratamientos de ingesta casera en las salas de emergencia, donde el personal sanitario podrá recetarlos en aquellos pacientes que estén en los primeros días de sintomatología y cualifiquen.

La extensión para poder dispensar los fármacos —que actualmente solo tienen las farmacias— comenzará en 16 instalaciones hospitalarias en las que se encuentran, entre otros: San Pablo de Caguas y Bayamón; Caribbean Medical en Fajardo, Menonita de Caguas, Aibonito, Cayey y Guayama; Doctor Center de Manatí; Auxilio Mutuo, en San Juan, y el Hospital Damas, en Ponce.

“Las salas de emergencias son para las personas con sintomatología. Lo que estamos haciendo es poniendo estos medicamentos en tabletas dentro los hospitales y facilitándoles las pruebas para que ellos puedan identificar a esos pacientes y darles el tratamiento para que se puedan ir a sus casas y evitar las hospitalizaciones”, mencionó Mellado López en conferencia de prensa.

El secretario espera que, al finalizar esta semana, los hospitales comiencen a recibir los tratamientos, que pueden ser administrados en los hogares.

Por otro lado, el Departamento de Salud también flexibilizó el uso de los resultados de las pruebas caseras de COVID-19 para obtener los medicamentos antivirales sin la necesidad de un “test” confirmatorio.

Los medicamentos orales avalados por las agencias federales hasta el momento son Molnupiravir, fabricada por la farmacéutica Merck y que se usa para pacientes a partir de los 18 años; y Paxlovid, de Pfizer, para personas mayores de 12 años.

Para poder cualificar, los pacientes tienen que tener una prueba positiva a COVID-19, estar en los primeros cinco días de sintomatología de leve a moderada, y cumplir con una lista de criterios clínicos.

“Se ha visto que tanto el antiviral como el medicamento monoclonal evitan las hospitalizaciones. Este esfuerzo se está haciendo en primera instancia con las salas de emergencia de los hospitales para que el paciente tenga las pruebas rápidas y acceso a los medicamentos”, puntualizó el secretario.

Puerto Rico amaneció este lunes con una nueva cifra récord de hospitalizados por coronavirus: 750. Esta es la cifra más alta desde que inició la pandemia en marzo de 2020. Actualmente, los hospitales del país están en un 55% de ocupación.

“Los hospitales me han dicho a mí que no están en una situación de colapso”, reiteró Mellado López.

Sin embargo, el jefe salubrista del archipiélago reconoció que los expertos estiman que la cifra de hospitalizaciones continuará aumentando —pronostican que la cifra alcanzaría los 1,000 pacientes recluidos—, pero destacó que las estadías promedio de estos pacientes ha disminuido en comparación con delta.

“El poder darles a los pacientes que llegan a la sala de emergencia el medicamento para que puedan irse a sus casas nos permite a nosotros atender más propiamente a los pacientes que están hospitalizados y, a la misma vez, creo que bajar la cantidad de pacientes hospitalizados”, dijo el presidente de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá.

Llegarán más medicamentos

Por su parte, la principal oficial médico de Salud, Iris Cardona, adelantó que Puerto Rico aún está a la espera de unos 2,000 tratamientos orales que serán distribuidos a las farmacias de la comunidad.

“La plataforma del gobierno federal, que es electrónica, tuvo un problema para que pudiéramos subir los datos. Los datos se enviaron, pero no han sido certificados por el gobierno federal. Una vez eso ocurra, el medicamento comienza a llegar a ellas”, aseguró la funcionaria.

No obstante, la cadena de farmacias Walgreens ha recibido unos 1,060 tratamientos antivirales y, hasta el día de ayer, habían despachado 144 recetas desde que comenzaron a llegar la semana pasada.

En total, el país tiene asignados inicialmente sobre 3,000 tratamientos.

“Les recuerdo, esto no es una medicina de prevención. Para prevención está la vacunación y las medidas de distancia, mascarilla y lavado de manos. Esto es un medicamento de tratamiento temprano para evitar progresión de enfermedad severa. Lo que el Departamento de Salud pretende es hacerlo disponible para aquel que lo necesite, en el momento que se necesite”, puntualizó.

Asimismo, Cardona expuso que en Puerto Rico se han realizado 4,500 tratamientos monoclonales, 600 de ellos en las últimas dos semanas de diciembre pasado.

La principal oficial médico espera que se reciban unos 720 tratamientos monoclonales adicionales, “que funcionan para la variante ómicron”.

Datos del COVID-19

De las 750 personas hospitalizadas, 664 son adultos y 86 casos pediátricos. Ayer, domingo, la división era de 650 son adultos y 82 pediátricos. El aumento supone 18 pacientes recluidos en las pasadas 24 horas.

Entre los adultos, 101 están en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 74 están conectados a un respirador artificial. Cinco pacientes pediátricos están en intensivo, de los cuales uno se encuentra conectado a un ventilador.

Previo a estas cifras, el récord era de 657, reportada el 10 de diciembre de 2020.

El aumento sostenido y sin precedentes en hospitalizaciones se da en momentos en que la isla atraviesa un brote ocasionado por la variante ómicron. Esta mutación del virus SARS-CoV-2, según varios estudios científicos y médicos, no es tan severa como la variante delta, pero sí es más contagiosa, lo que pudiera provocar un aumento sostenido en personas hospitalizadas.

El profesor en bioestadística de la Universidad de Harvard, Rafael Irizarry, ha advertido que el número de pacientes hospitalizados con COVID-19 podría superar la cifra de 1,000 si no se frenan los contagios, particularmente entre los adultos mayores.

Actualmente, la tasa de positividad del país se encuentra en 38.66%, según datos preliminares de Salud.

El término de “tasa de positividad” se refiere al cálculo entre la cantidad de pruebas realizadas y resultados positivos mediante la prueba molecular PCR, que confirma el contagio con SARS-CoV-2, en este caso. La estadística sirve para medir el nivel de transmisión de un virus.

El promedio de casos confirmados en un periodo de siete días asciende a 2,225, mientras el de casos probables es de 5,319. Hasta ayer, los promedios de cada renglón ascendían a 1,899 y 4,744, respectivamente.

💬Ver comentarios