Pese al aumento en las hospitalizaciones por COVID-19, Pedro Pierluisi asegura que los hospitales están atendiendo a los pacientes y están pendientes al desarrollo de los casos.

Aunque las estadísticas todavía apuntan a un aumento en el número de contagios hospitalizaciones de pacientes con COVID-19, el gobernador Pedro Pierluisi planteó hoy, domingo, que su esperanza es que haya un descenso antes de que transcurran las próximas dos semanas.

“Va a llegar el momento, yo espero antes de que concluyan las próximas dos semanas, en el que vamos a ver entonces una baja sostenida”, respondió el primer ejecutivo a El Nuevo Día.

Este medio cuestionó al gobernador si existe un plan de contingencia para evitar un colapso del sistema de salud, ante el hecho de que actualmente no hay personal suficiente para atender sin contratiempos y bajo condiciones laborales adecuadas tanto a los pacientes de coronavirus como de otras condiciones, en medio del repunte por la variante ómicron.

“Se están tomando medidas para establecer carpas fuera de las áreas de las Salas de Emergencias, hacer como se hizo en un momento dado, canalizar los pacientes de una forma más eficiente. Eso se está organizando y es posible que se haga”, indicó a este medio el gobernador, en cuanto a los planes del Departamento de Salud y los distintos administradores de hospitales.

Aunque diversas voces ya han señalado que el personal activo es insuficiente, más allá de la cantidad de camas presuntamente disponibles, Salud ni la Asociación de Hospitales ha compartido información en cuanto a un censo de trabajadores por área, versus pacientes recluidos. “Quien tiene el censo realmente son los propios hospitales y la Asociación de Hospitales. Ese dato se lo pudiéramos suplir, pero obviamente no lo tengo a la mano”, dijo Pierluisi.

El número de personas hospitalizadas por coronavirus en la isla continuaba en alza, con 732 pacientes recluidos con el virus, según el reporte de Salud de este domingo, lo que supone la cifra más alta desde que inició la pandemia en marzo de 2020.

Del total de personas hospitalizadas, 650 son adultos y 82 son pacientes pediátricos. Esto supone un aumento de 14 hospitalizaciones en comparación con las 718 registradas ayer.

Entre los adultos, 83 se encontraban en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 53 de estos estaban conectados a un respirador artificial. Cinco pacientes pediátricos también estaban en intensivo, dos de ellos conectados a ventilador.

“Todo el tiempo estamos velando cuáles son los recursos disponibles, incluyendo el personal. […] Me consta que el secretario (Carlos Mellado) está en constante comunicación con los administradores de todos los hospitales. También me consta que, aunque sí son momentos retantes, nuestros hospitales no están a punto de un colapso y nadie debe estar pensando eso, están atendiendo a los pacientes que llegan”, afirmó Pierluisi.

Salud también reportó 12 muertes adicionales por COVID-19, elevando así a 3,373 el total de personas que han perdido la batalla contra esta enfermedad en Puerto Rico.

Las edades de las víctimas están entre los 47 y los 94 años. Todos los decesos ocurrieron en enero. En lo que va de mes se han registrado 54 muertes por el virus, superando en una semana las 49 reportadas en diciembre, según el BioPortal de Datos de Salud. El 5 de enero es el día con más decesos acumulados al momento: 13. Para el mismo periodo en diciembre, se habían registrado cinco muertes.

💬Ver comentarios