Roberto Rodríguez Casillas, nominado como juez asociado del Tribunal Supremo.
Roberto Rodríguez Casillas, nominado como juez asociado del Tribunal Supremo. (Ramón “Tonito” Zayas)

El gobernador Pedro Pierluisi afirmó este lunes que el Senado de Puerto Rico tiene la “responsabilidad constitucional” de evaluar en sus méritos la nominación del juez del Tribunal de Apelaciones, Roberto Rodríguez Casillas, al cargo de juez asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

“La composición del Tribunal Supremo está establecida en ley y cuando hay una vacante en cualquier puesto y no haya obstáculo para llenarla, se llena. En mi caso, soy la autoridad nominadora y estoy haciendo la designación y claro, esto está sujeto a la confirmación en el Senado. Yo respeto mucho la función del Senado, lo que sí pienso es que cada cual tiene que hacer su trabajo”, sostuvo Pierluisi en declaraciones a los medios durante una conferencia de prensa en el Centro de Convenciones en San Juan, luego de reunirse con los miembros de su gabinete.

El primer ejecutivo sometió este lunes, de manera oficial ante el Senado, la nominación de Rodríguez Casillas, en el inicio de la sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa, que se extiende hasta el verano.

“Estamos hablando de prácticamente seis meses de trabajo, así que no debe haber obstáculos para que consideren ese nombramiento en sus méritos... Tienen seis meses para considerar el nombramiento y lo deben hacer porque es su responsabilidad constitucional, considerarlo en sus méritos”, apuntó el gobernador.

La Constitución de Puerto Rico establece que el Tribunal Supremo se compondrá de un juez presidente y cuatro jueces asociados. Sin embargo, dispone que el número de sus jueces puede variarse por ley, a solicitud del propio Tribunal Supremo. Actualmente, por virtud de la Ley de la Judicatura de 2003, según enmendada, el Tribunal Supremo está integrado por una jueza presidenta y ocho asociados. Pero existe una vacante desde el 24 de diciembre de 2020, tras el retiro de la jueza Anabelle Rodríguez al cumplir 70 años, que es la edad de retiro obligatorio que dispone la Constitución.

Ante la nominación que hizo Pierluisi para llenar esa vacante, el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, sostuvo ayer que una designación en estos momentos no es necesaria, reiterando de esta manera la postura que ya había expresado la pasada semana en entrevista con este medio.

“Reitero mi posición, expresada personalmente al gobernador de Puerto Rico el pasado 5 de enero, en el sentido de que en estos momentos es innecesario llenar una vacante de Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico. En consecuencia, no es un asunto prioritario en la agenda del Senado de Puerto Rico”, indicó en declaraciones escritas.

El gobernador, por su parte, reiteró hoy que en el caso de Rodríguez Casillas, las tres veces que ha ido a confirmación ante la Legislatura -para los cargos de juez municipal, juez superior y juez del Tribunal de Apelaciones-, “llama la atención que fue avalado unánimemente por personas de todas las ideologías, así que yo pensaría que ahora ese debe ser el caso nuevamente”.

💬Ver comentarios