El gobernador Pedro Pierluisi durante la conferencia de prensa en la que anunció el uso de los fondos federales.
El gobernador Pedro Pierluisi durante la conferencia de prensa en la que anunció el uso de los fondos federales. (Ramón “Tonito” Zayas)

El gobernador Pedro Pierluisi anunció este lunes cómo se desembolsará, a partir de este mes, los primeros $520.5 millones provenientes del Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés) de los más de $2,470 millones que recibirá la isla.

“Estoy anunciando la primera fase de desembolsos en cuanto al dinero federal que estará recibiendo el gobierno”, dijo el gobernador en conferencia de prensa junto al secretario de Hacienda, Francisco Parés, y el director de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal, Omar Marrero.

Pierluisi precisó que en el primer desembolso se beneficiarán la Universidad de Puerto Rico (UPR), la Administración de Servicios Médicos de Puerto Rico (ASEM), el Departamento de Salud, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), los municipios, los hospitales públicos y las instituciones sin fines de lucro.

Buscan que regresen al trabajo

El gobierno destinó $100 millones para atraer personas a la fuerza laboral, particularmente para restaurantes y la agricultura. De estos, $50 millones serán para incentivos a empleados de la industria de restaurantes y barras. Mientras, los otros $50 millones van dirigidos a empleados de la industria de agricultura.

“El objetivo del programa es proveer incentivos para que los patronos de industrias económicas críticas puedan reclutar talento de excelencia. Estas dos son las áreas más afectadas”, dijo Pierluisi.

El gobernador estimó que unas 20,000 a 30,000 personas se pudiesen beneficiar de este incentivo para que regresen a trabajar. La ayuda será, como mínimo, también de $2,000.

Marrero aclaró que la ayuda no será para personas que hayan dejado sus trabajos para obtener ayudas federales, aunque pueden haber excepciones. El gobernador mencionó que una excepción serán aquellas personas que se enfermaron con COVID-19 y debieron dejar sus empleos.

Primeros respondedores se beneficiarán

Unos $200 millones de fondos ARPA serán para profesionales de la salud y primeros respondedores que trabajaron durante la pandemia.

El pago especial será de un mínimo de $2,000 por empleado. Cabe destacar que serán elegibles aquellos empleados que trabajaron presencialmente durante la pandemia”, recalcó Pierluisi, aunque aclaró que para algunos primeros respondedores la ayuda será mayor a los $2,000.

“En el caso de los pagos especiales a los profesionales de la salud y los primeros respondedores el estimado del secretario de Hacienda es que le debe tomar un mes para estar en posición de otorgar esos pagos”, abundó el gobernador.

De esos $200 millones, $20 millones serán asignados a personal esencial del Departamento de Corrección y Rehabilitación; y otros $20 millones al personal esencial de ASEM, del Hospital Universitario de Adultos, Hospital Universitario Pediátrico, el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y el Caribe, y el Hospital Ramón Ruiz Arnau de Bayamón.

Ayuda para la UPR

Para la UPR, el gobierno destinó $94 millones de los fondos federales, aunque no se detalló en qué se usarán en específico.

“Para darle continuidad a los servicios que ofrece esta institución universitaria. Yo estoy comprometido con asegurar que la UPR tenga un respiro en la cantidad de recortes que ha recibido y pueda continuar proveyendo servicios educativos de excelencia”, dijo el primer ejecutivo.

Salud también se beneficiará de los fondos ARPA con una asignación de $111.5 millones. De estos, $20 millones serán para el programa de vigilancia genómica de Salud que tiene el fin de monitorear el virus. Otros $1.5 millones van destinados para la creación de un pasaporte digital de vacunación, que ya se encuentra en proceso, sostuvo el gobernador. Dijo que, de esta forma, se pueden identificar “con facilidad y de forma segura” a los vacunados.

Premios para los que no se han vacunado

Otros $10 millones serán para incentivar la vacunación de aquellas personas que aún no se han inoculado contra el COVID-19. El gobernador precisó que los incentivos incluirán loterías y rifas con premios especiales como estadías y autos, entre otros.

Mientras, $5 millones van para Assmca para el desarrollo de un programa de ayuda de salud mental para lidiar con la pandemia. Unos $50 millones serán destinados para hospitales públicos y otros $15 millones para la creación de un programa de ayuda dirigido a las instituciones sin fines de lucro.

Los municipios también recibirán fondos ARPA, destacó Pierluisi. El gobierno federal destinó $1,550 millones para los ayuntamientos. Este dinero es adicional a los más de $2,470 millones que recibirá el gobierno central.

Ahora bien, habrá municipios, con población mayor de 50,000, que recibirán los fondos federales de manera directa mientras que el resto los obtendrán a través del gobierno central, precisó el gobernador.

💬Ver comentarios