El Proyecto del Senado 1431 fue aprobado con el voto de la mayoría del PPD, luego de un extenso debate en el que Eduardo Bhatia arremetió contra el PNP al imputarle haber llevado al BGF a la profunda crisis en la que está. (GFR Media)
Foto de archivo del Senado en sesión.

Un informe de la Oficina del Contralor reveló pagos indebidos en el Senado, entre ellos gastos “extravagantes, excesivos e innecesarios” entre 2013 y 2020 en un sofá, lámparas chandeliers y una mesa de consola, entre otros artículos.

Según la auditoría de 48 páginas, el 20% de la totalidad de las compras por $376,921 en dicho periodo correspondió a gastos extravagantes, incluyendo un sofá por $2,545, dos lámparas por $1,200 cada una, una mesa de consola por $870 y dos laptops por $9,106 para la Oficina de la Presidencia en 2016.

Las compras se efectuaron el 9 de septiembre de 2013 a solicitud de “personal de la oficina de un exlegislador” que no fue mencionado por nombre. También se compró un sofá adicional por $1,995, tres sillas por $675 cada una y otras tres lámparas chandeliers por $799 cada una.

Las dos órdenes de compras ascendieron a $12,232, según el documento y la justificación fue que “al momento esta área no contaba con mobiliario disponible”. Para la compra de las lámparas, se mencionó que se efectuó “con el propósito de mejorar la iluminación y adecuar el sistema eléctrico al mantenimiento de un edifico histórico”.

Además, el Senado compró 225 camisas rojas para un evento deportivo cuya participación “de por sí incluía una camisa oficial a los inscritos”.

Por otro lado, la Cámara alta incurrió en gastos indebidos al pagar más de $74,000 por plan médico a una decena de oficiales que sirvieron de escolta entre 2013 y 2018 a los entonces presidentes de dicho cuerpo legislativo, Eduardo Bhatia y Thomas Rivera Schatz.

En específico, el documento de la Contraloría indica que el Senado pagó $74,908 a 10 de los 15 agentes que sirvieron de escolta a los líderes legislativos, cuando “ya contaban con un plan médico que les pagaba el Negociado de la Policía por $19,000″.

Bhatia fue presidente del Senado en el cuatrienio de 2013, mientras que Rivera Schatz le siguió en 2017.

Pagos simultáneos a miembros de las escoltas de Eduardo Bhatia y Thomas Rivera Schatz, según el informe de la Contraloría.
Pagos simultáneos a miembros de las escoltas de Eduardo Bhatia y Thomas Rivera Schatz, según el informe de la Contraloría. (Captura)

El informe indica que, del 1 de enero de 2013 al 31 de diciembre de 2018, los 15 miembros de las escoltas recibieron los beneficios del plan médico por $151,935, según el Senado. Además, durante el mismo periodo, 14 de los 15 recibieron de la Policía beneficios de plan médico por $81,487.

“Al respecto, el Senado actuó contrario al Código Político de Puerto Rico al compensar de forma extraordinaria a los oficiales, por pagar su plan médico, sin autoridad legal para ello”, señaló la Contraloría, al indicar que uno de los presidentes contó con una escolta de siete oficiales de la Policía, y el otro, con una escolta de ocho.

Fueron 10 los oficiales que “se acogieron, de forma simultánea, al beneficio del pago del plan médico del Senado”, según el documento de la Contraloría, entre ellos un teniente, dos sargentos y siete agentes.

El exsecretario de Administración José Hernández Arbelo alegó en representación de Bhatia que “el plan médico que le concedió el Senado es un beneficio marginal adicional para esos funcionarios, por lo que no se puede considerar como un pago adicional o compensación extraordinaria como está definido en el código político Art. 177 (A)”.

La auditoría también reveló que, de una muestra, el 46% de los empleados del Senado con puestos de supervisión entre 2013 y 2018 acumularon y utilizaron “tiempo compensatorio a lo cual no tenían derecho”. El pago de $2,265 “es nulo y contrario a la reglamentación vigente”, reza el informe.

Sobre el sistema de registro de asistencia y licencia adquirido por $21,849, el informe señaló que “presentaba múltiples deficiencias, ya que la acumulación de licencias tenía que hacerse de forma manual, no descontaba el tiempo compensatorio y la pantalla no daba información básica al empleado”.

💬Ver comentarios