José Luis Dalmau Santiago, presidente del Senado.
José Luis Dalmau Santiago, presidente del Senado. (Ramón “Tonito” Zayas)

Todos los partidos políticos han aceptado, unos con más entusiasmo que otros, escuchar la propuesta del presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, quien ha convocado a una especie de mesa de diálogo para discutir el tema del status político de la isla.

Ayer confirmó su participación el Partido Nuevo Progresista (PNP) y hoy lo hicieron el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y Movimiento Victoria Ciudadana. El presidente de Proyecto Dignidad, César Vázquez, dio a entender que participaría.

A preguntas, Dalmau Santiago indicó que no objeta darle participación a Elizabeth Torres, delegada congresional estadistas. También participarían los populares soberanistas Luis Raúl Torres, el profesor Rafael Cox Alomar, los exrectores del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) Gladys Escalona de Motta y Juan Fernández, y el exsenador del Partido Popular Democrático (PPD) José Ortiz Daliot.

Además, el profesor Néstor Duprey.

Esta mañana el pasado candidato a la gobernación por el PIP, Juan Dalmau, envió una carta a Dalmau Santiago indicándole que él representará a la colectividad, por lo menos, en una primera reunión del propuesto mecanismo de trabajo.

“A la luz de sus declaraciones anteriores sobre el tema del status, y más recientemente lo expresado en su carta al Congresista Grijalva, surgen interrogantes de fondo sobre la naturaleza de su propuesta que habré de plantear en esa reunión inicial y que deberán ser contestados antes de que el PIP haga compromiso alguno”, indicó Dalmau.

En el caso del coordinador general de Movimiento Victoria Ciudadana, Manuel Natal, indicó en una misiva a Dalmau Santiago que le da la bienvenida a la propuesta.

“Una propuesta como la contenida en su invitación podría conllevar el riesgo de condenar, una vez más, la descolonización de Puerto Rico a la inmovilidad y el empantanamiento al que nos han llevado el monopolio de los partidos políticos y la falacia de las “ideologías de status.” Victoria Ciudadana está comprometida con los esfuerzos de desarrollar un mecanismo inclusivo, democrático y transparente para resolver esta relación que hoy limita severamente las posibilidades de desarrollo de Puerto Rico. Para que por primera vez el Pueblo de Puerto Rico pueda superar el estancamiento de su status, el proceso que se establezca debe incluir negociación de lo que el Congreso estaría dispuesto a aceptar, identificar los detalles de todas las alternativas aceptables, y precisar cómo operará cada alternativa y cada respectivo período de transición. La postura de Victoria Ciudadana está dirigida a establecer una relación no colonial, fuera de la cláusula territorial de la constitución de EE.UU. y que cumpla con el derecho internacional”, indicó Natal.

El exlegislador sostuvo que, en el pasado, se han discutido propuestas que describió como “engañosas” y sin definiciones concretas, al referirse a la independencia, la estadidad, el Estados Libre Asociado, y libre asociación.

“Por todo lo anterior, y contando con que se convocará a un verdadero diálogo abierto y no el regreso a dinámicas del pasado que no han rendido fruto, Victoria Ciudadana acepta participar del “proceso de diálogo abierto”, agregó.

Natal dejó claro en su carta que su partido rechaza lo que llaman el “monopolio” sobre el tema del status que han ejercido los demás partidos y sostuvo que el objetivo de la mesa de diálogo debe ser atender “de forma inclusiva y ordenada” algunas de las tareas propuestas en su comunicación.

Al hacer su anuncio el 4 de noviembre, Dalmau Santiago indicó que la mesa de diálogo tendrá como objetivo identificar un mecanismo procesal que vincule al Congreso, crear un comité de negociación con el gobierno federal y cuyos miembros serían escogidos por los partidos políticos, redactar fórmulas de status “realistas y validadas” por el Congreso y el Departamento de Justicia Federal. Agregó que las opciones serían la estadidad, la independencia y el desarrollo del Estado Libre Asociado y la mesa de diálogo ordene la realización de estudios de impacto económico de cada fórmula y posibles proceso de transición.

En el caso del presidente de Proyecto Dignidad, César Vázquez, dio a entender que su colectividad también participaría en el proceso, pero igualmente señaló que no están listos para responderle a Dalmau Santiago.

“Queremos ver cuál va a ser la actitud. Entendemos que esto debe ser un proceso participativo, con opciones reales y que se le dé al pueblo la oportunidad al pueblo de legítimamente resolver este asunto y poner una fecha como tal”, dijo Vázquez a El Nuevo Día.

“No nos cerramos a ninguna posibilidad, pero ese es un diálogo que se va a tener que dar y pienso que lo primero es que nos preocupa que alguien, por tener una posición de liderato, pretenda controlarlo”, sostuvo.

Cuando se le insistió en la pregunta sobre si su partido le respondería a Dalmau Santiago, Vázquez dijo que no tenían una respuesta formal. Sí dijo que están “disponibles” para participar del diálogo.

“Pero antes tengo que sentarme a hablar con Dalmau”, dijo.

Ayer, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, tronó contra Dalmau Santiago y el PPD por proponer una mesa de diálogo mientras su propio partido no se pone de acuerdo en torno a una definición del ELA.

“La comisionada residente no ha visto ni lo que proponemos. Yo invité al diálogo y no conoce mi propuesta. ¿Qué ha logrado su liderato en Washington los pasados ocho años en cuanto a la estadidad? Por lo menos vamos a sentarnos a dialogar. ¿Quién se puede oponer a eso?”, cuestionó Dalmau Santiago.

💬Ver comentarios