El representante Luis Raúl Torres.
El representante Luis Raúl Torres. (Ramón “Tonito” Zayas)

El representante popular Luis Rául Torres participó esta mañana de una deposición ante fiscales de la Oficina de Integridad Pública del Departamento de Justicia, producto de un referido que él hiciera imputándole al expresidente de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) un presunto patrón de irregularidades y conflicto de intereses al certificar trabajos eléctricos.

El referido fue hecho en abril, cuando se le imputó a Kreil haber violado disposiciones de la ley orgánica de la AEE, el Código de Ética de la Junta de Gobierno de la corporación pública, el Reglamento para la Certificación de Instalaciones Eléctricas, la Ley de Ética Gubernamental y el Código Anticorrupción para el Nuevo Puerto Rico.

Kreil ha dicho que él no fue, como presidente de la Junta de Gobierno, empleado de la corporación pública y que, por lo tanto, podía ejercer su práctica privada como ingeniero.

Antes de ser presidente de la Junta de la AEE, Kreil, ingeniero eléctrico, fue vicepresidente del organismo rector.

“El había hecho, siendo presidente de la Junta, certificaciones eléctricas a varias entidades”, dijo Torres a El Nuevo Día al detallar el caso de un ciudadano privado de San Juan, un colegio católico, una farmacia y un negocio de venta de piezas de autos.

En síntesis, Torres indicó que Kreil tenía que certificar la validez de esos trabajos en oficinas comerciales de la AEE. El presunto acto de conflicto de interés, según Torres, radica en que ningún empleado de la corporación pública cuestionaría la validez de una certificación realizada por un alto funcionario de la corporación pública.

“Certificaba que se podía energizar el trabajo y que se hizo bien. Cobró por eso, pero a la vez era presidente de la Junta de Gobierno y hay varias contenciones en la Ley de Ética y en los reglamentos de la AEE y el Código Anticorrupción que prohíben hacer eso. Es lucro personal utilizando su cargo público”, indicó Torres.

“La Junta podía pasar juicio sobre el trabajo que él hizo y determinar si se hizo bien o no”, insistió.

Torres también envió al Departamento de Justicia otro referido más recientemente y que también involucra a Kreil, pero también al exdirector ejecutivo Efran Paredes; al subdirector de operaciones de la AEE, Fernando Padilla y al director de generación, William Ríos Mera, por supuestamente cometer perjurio en una vista pública reciente de la Cámara

En resumen, se les imputa no ofrecer toda la información que conocían sobre las averías en el sistema de generación de la AEE e indicar que las unidades generatrices estaban en óptimas condiciones.

Los fiscales de Justicia le solicitaron a Torres documentos adicionales y la grabación de la vista pública.

💬Ver comentarios