El presidente de la Cámara, Rafael "Tatito" Hernández Montañez (al centro) y el portavoz Ángel Matos García. (teresa canino rivera)

El reglamento de la Cámara de Representantes será aprobado mañana y uno de los elementos novedosos incluidos en el documento es la implantación de lo que se conoce como -Sesiones Públicas de Consideración Final, conocidas en inglés como “mark up sessions”.

El concepto, que es público y con la participación del personal técnico de la comisión primaria que cite la vista, se ejecutará antes de la redacción de informes positivos o negativos de medidas. Las Sesiones Públicas de Consideración Final fueron incluidas en el reglamento del pasado cuatrienio en la Cámara de Representantes, pero no se implementó.

En síntesis, se trata de una especie de vista pública en que se le revelarán en detalle las enmiendas a ciertos proyectos de ley, remediando la práctica repetida en pasados cuatrienios de incluir páginas completas de enmiendas en sala a medidas de gran impacto. Esa costumbre, implementada en ambos cuerpos legislativos, dificultaba la labor de la prensa de seguir el detalle de los cambios a proyectos de ley y, por ende, la transmisión certera del texto final de medidas al público.

“El ciudadano tendrá constancia de lo que pasa en la Asamblea Legislativa desde la radicación de la medida, su paso por la comisión y el debate”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez. “Es una manera de darle publicidad a los procesos. Vas a poder apreciar el resultado y vas a ver las enmiendas, quién vota a favor y quién vota en contra”, sostuvo el líder cameral al recordar que el concepto se implementa en el Congreso de Estados Unidos. “Queremos evitar eso de que el ciudadano se entere de lo que dice un proyecto cuando se convierte en ley”.

Por ejemplo, la Comisión de Gobierno podría atender en una de estas vistas públicas múltiples proyectos que tiene ante su consideración o pasar juicio sobre varias medidas que atienden el mismo asunto. En el nuevo reglamento se dispone que, en caso de que se identifiquen varias medidas con el mismo fin, se aprobaría una y las demás se sacarían del sistema.

El reglamento de la Cámara establece que la comisión citará a sus miembros a la vista con al menos 48 horas de antelación y también repartirá en ese tiempo el borrador con enmiendas sugeridas. En estas sesiones no habrá debates sobre la medida.

“Los turnos que aquí se reconocen son exclusivamente para realizar enmiendas y abogar por la aprobación o derrota de la enmienda que se propone, no se conceden para debatir el documento circulado, ya que ese debate se producirá en el Salón de Sesiones una vez la medida sea presentada en el Calendario de Ordenes Especiales del Día”, lee el reglamento propuesto de la Cámara.

No serán referidos a Sesiones Públicas de Consideración Final medida que tengan como propósito designar nombres a estructuras o vías, asignaciones que no excedan los $100,000 y “cualquier otra medida que el presidente o presidenta de la Cámara así lo determine.

En entrevista por separado el portavoz popular Ángel Matos García defendió lo que llamó una “nueva herramienta” legislativa.

“La consideración de medidas final o mark up sessions es una herramienta que los presidentes de las comisiones podrán usar una vez cada dos semanas o una vez al mes, según el calendario del trabajo, y pueden traer las medidas para simplemente insertar enmiendas. No se hace en hemiciclo, se hace una vista pública de la comisión. Así que cada portavoz de delegación trae sus enmiendas y se votan. Así se trata de tener en el calendario de Órdenes Especiales del Día el producto más pulido”, dijo Matos García al insistir en que las enmiendas en sala deben ser mínimas, mayormente de estilo.

“Así se acaba con una muy mala tradición en esta Legislatura de que a las 11:30 p.m. se trae un proyecto, le meten tantas enmiendas que se convierte en un sustitutivo. La gente se entera de lo que pasó dos semanas después”, sostuvo Matos García a El Nuevo Día. “Eso es inoficioso y hay que darlo por terminado”.