Rafael "Tatito" Hernández, presidente de la Cámara de Representantes.
Rafael "Tatito" Hernández, presidente de la Cámara de Representantes. (VANESSA SERRA DIAZ)

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, aseguró esta mañana que el nombramiento de Omar Marrero como secretario de Estado será evaluado en “sus méritos” y rechazó que haya una negociación con La Fortaleza a cambio del desembolso de $5 millones de fondos del Plan de Rescate Americano (Ley Arpa) que serían utilizados para mitigar los recortes aplicados tanto al cuerpo legislativo como la Superintendencia del Capitolio.

“Yo tengo comunicación directa con el gobernador sobre mil asuntos y tenemos puntos de encuentro y de diálogo, pero cada nombramiento se evalúa en sus méritos”, dijo Hernández Montañez a El Nuevo Día. “Esas son personas que tratan de mancillar, y te puedo decir que si tiene los votos, los va a tener y si no, no los tendrá”.

El representante popular Luis Raúl Torres y las delegaciones de Movimiento Victoria Ciudadana y el Partido Independentista Puertorriqueño han sido vocales al expresarse en contra de la designación de Marrero.

Marrero, en un aparte con la prensa esta mañana, dijo que las peticiones de fondos de la Legislatura y del Poder Judicial se están “evaluando”. Rechazó, de otra parte, que se esté negociando un voto a favor suyo a que se aprueben estas asignaciones, particularmente relacionada a la Legislatura.

“En ningún momento. Eso no ha sido una condición... hay unas preocupaciones y, al final del día, se van a atender”, dijo.

Cuando se le indicó a Hernández Montañez que el nombramiento de Larry Seilhamer no fue evaluado en sus méritos y que el rechazo del cuerpo legislativo estuvo fundamentado en, por ejemplo, el rol del nominado en evaluar el contrato de LUMA Energy, así como el veto del gobernador Pedro Pierluisi a varias medidas legislativas, Hernández Montañez indicó que no duda que compañeros de delegación “emitan un voto similar al caso de Larry o por actos de política pública”.

“Con otros compañeros está en comunicación y, además, hay que ver cómo le va en la vista de hoy”, dijo referencia a la audiencia pública de la Comisión de Gobierno en que se evaluará su designación.

El pasado 11 de agosto, Hernández Montañez reveló que, ante el recorte presupuestario de $6 millones ordenado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a la Cámara de Representantes, le estaría solicitando al gobierno unos $5.5 millones ($4.3 millones para Cámara y $1.2 millones para la Superintendencia del Capitolio) al componente fiscal del gobierno.

El dinero será utilizado para mitigar parte del recorte en nómina aplicado. No está claro si el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, hizo una petición similar de fondos federales para el Senado y la Oficina de Servicios Legislativos.

Hernández Montañez sostuvo que la partida de la Cámara ya fue aprobada y que resta el proceso burocrático para que finalmente el dinero esté en las arcas del cuerpo legislativo.

“Se aprobó, pero falta el papeleo”, dijo al referirse a la apertura en el Departamento de Hacienda de una cuenta especial para nutrirla con los fondos. “Estas son las cosas burocrácticas, pero todo está corriendo”, agregó.

En el caso de la Superintendencia del Capitolio, su directivo, César Hernández Alfonzo dijo que no ha recibido respuesta. En su caso, la petición resultó ser de $2.4 millones y sería utilizado para labores de mantenimiento y lo que llamó el cumplimiento a nuevas políticas relacionadas al COVID-19.

“No hemos recibido respuesta”, destacó.

💬Ver comentarios