Mediante carta circular, Educación instó a limpiar y desinfectar a diario las superficies y objetos en las escuelas. (GFR Media)

El Departamentode Educación informó hoy que 552 niños presentan síntomas gripales en las 791 escuelas que están operando, pero ninguno es sospechoso del coronavirus COVID-19.

De esos 552 niños, 39 dieron positivo a influenza y 35, a micoplasma.

“No todos los niños con síntomas gripales tienen influenza o micoplasma. Estos últimos son números, por mucho, inferiores”, dijo el secretario de Educación, Eligio Hernández.

En las 791 escuelas que están operando –algunas permanecen cerradas tras el terremoto del7 de enero–, hay una matrícula de 251,000 estudiantes.

“No tenemos ningún caso sospechoso de COVID-19”, recalcó Hernández.

El protocolo de Educación establece que, si hay algún niño que presenta síntomas gripales, se llama a sus padres o encargados para que lo recojan en la escuela. El niño solo podrá regresar a clases si presenta un certificado de salud, firmado por un pediatra, que garantice que no está enfermo.

“Se va a dar seguimiento para que (los padres o encargados) puedan compartir cuál fue el diagnóstico que hizo el pediatra”, dijo Hernández.

“Esto es relevante para nosotros porque, de identificar un brote de influenza en un salón, se cierra, se desinfecta y hay que contar los días recomendados por los pediatras para que los estudiantes puedan regresar”, agregó.

Un brote se declararía si al 10% o más de los estudiantes de un salón se les diagnostica influenza o micoplasma.

Los datos presentados por el secretario corresponden al viernes pasado.

Activan campaña

Ayer, Educación envió una carta circular notificando sobre una campaña educativa para promover y proteger la salud en las escuelas y oficinas siguiendo las medidas de precaución universales para la prevención de la transmisión de la influenza, el micoplasma y posibles casos de COVID-19.

En la carta, firmada por la subsecretaria para Asuntos Académicos, Aixamar González, se indica que, si alguien de la comunidad escolar está enfermo, debe limitar el contacto con otras personas para evitar contagios.

Se insta, además, a limpiar y desinfectar a diario las superficies y objetos, así como los materiales que comparten los estudiantes. También, se pide lavarse las manos con agua y jabón, por 20 segundos, antes, durante y después de preparar comida; antes de comer; antes y después de atender a alguien enfermo; y después de usar el baño, entre muchas otras instancias.

Los miembros de la comunidad escolar deben cubrirse la boca y la nariz al toser, y se recomienda la vacunación contra la influenza.

“Proteger nuestra salud es un compromiso de vida”, dijo González en la carta, de la que El Nuevo Día obtuvo copia.

Notificación electrónica

Por otro lado, Hernández informó que, a partir de este lunes, las escuelas podrán notificar electrónicamente a la agencia los casos de niños con síntomas gripales.

Hasta ahora, ese trámite se completa manualmente o por teléfono.

“Con esa información, se prepara un informe, pero sigue siendo un documento en papel. Estamos implantando la tecnología, y con este nuevo sistema de vigilancia y reporte, que va a ser en línea, tendremos mejor calidad en los datos. Vamos a tener un mejor tracto de las escuelas”, dijo.

Al momento, el gobierno investiga cuatro casos sospechosos de COVID-19 en la isla.


💬Ver 0 comentarios