La defensa de los galleros, el abogado Edwin Prado, no quiso adelantar qué enmiendas sugerirán al proyecto recién firmado. (GFR Media)

Los abogados de los galleros sugerirán enmiendas a la nueva ley que firmó hoy, miércoles, la gobernadora Wanda Vázquez Garced para tratar de fortalecer su distanciamiento de la prohibición federal de las peleas de gallos.

El abogado Edwin Prado, quien representa a la Asociación Cultural y Deportiva del Gallo Fino de Pelea en la demanda ante el Tribunal Federal, indicó que el nuevo estatuto estatal es un esfuerzo que podrá ayudar a la industria gallística, pero tras estudiar la medida considera que es necesario añadirle elementos adicionales.

“Entendemos que es una buena iniciativa y estas enmiendas lo que buscarán es reforzar unos puntos que consideramos que pueden ayudar a evitar relación con el comercio interestatal", sostuvo Prado a El Nuevo Día.

El abogado no quiso adelantar cuáles serían las enmiendas sugeridas, pues todavía están afinándolas con la exfiscal federal María Domínguez, quien se unió al equipo legal de los galleros, y con sus clientes.

Sí dijo, en términos generales, que podría abordar de alguna manera el tema monetario de las apuestas, entre otros, para intentar eliminar relaciones con el comercio interestatal.

Prado espera que se sometan las sugerencias de enmiendas para el inicio de la próxima sesión legislativa en enero.

Vázquez Garced firmó hoy, miércoles, el proyecto de la Cámara 2330 que busca mantener la celebración de las peleas de gallos en la isla a pesar de la prohibición federal que entra en vigor este viernes.

La medida que firmó la gobernadora prohibiría la importación y exportación de pollos y gallos para uso en esta industria, de modo que sea una práctica que quede solo bajo el control del gobierno puertorriqueño.

Prado afirmó que paralelamente continuará el esfuerzo ante el Primer Circuito de Apelaciones de Boston en contra de la ley que extendió la prohibición federal a Puerto Rico.

“El Club Gallístico ya apeló. Nosotros (la Asociación) vamos a radicar en Boston también, pero primero vamos a radicar unas cosas en el distrito, para que el récord esté completo”, señaló Prado.

Todavía Boston no ha reaccionado a la petición de resolver de forma expedita si paralizará la prohibición federal en lo que se ve la apelación.

Buscan revertir la decisión del juez federal Gustavo Gelpí, quien resolvió que la prohibición era constitucional porque el Congreso puede regular cualquier asunto relacionado con el comercio interestatal.

Precisamente esa expresión fue lo que dio paso a la nueva ley estatal, que estará por verse si el gobierno federal la retará para invalidarla.

Una controversia similar, sobre la relación del comercio interestatal con las peleas de gallos fue discutida hace varios años en otro foro federal.

En el 2012, dos convictos en Carolina del Sur argumentaron que el poder del Congreso para regular el comercio interestatal no se extendía a las peleas de animales por tratarse de una actividad local.

El Cuarto Circuito de Apelaciones con sede en Virginia, resolvió que las peleas de animales tiene impacto significativo entre fronteras de jurisdicciones.


💬Ver 0 comentarios