José Juan Reyes (der.) aclaró que la Guardia Nacional seguirá activa hasta tanto no se produzca una orden ejecutiva de la gobernadora desactivándola. (Ramón “Tonito” Zayas)

El ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, José Juan Reyes, informó este lunes que la activación de ese cuerpo militar para asistir en la búsqueda de cuatro personas desaparecidas en Fajardo ha costado, hasta el momento, aproximadamente $68,000

“El costo preliminar de la activación debe estar cerca de los $68,000”, sostuvo el general en entrevista telefónica tras un pedido de la información de El Nuevo Día

El pasado fin de semana, la gobernadora Wanda Vázquez Garced emitió una orden ejecutiva en la que activó la Guardia Nacional para colaborar con la búsqueda de cuatro personas desaparecidas desde el pasado 8 de agosto que salieron de Villa Marina, en Fajardo abordo de una embarcación Proline de 22 pies de eslora. 

Los desaparecidos han identificados como Héctor Lino Méndez Rodríguez, Héctor Lino Méndez Maldonado, Javier “Nacho” Méndez Rodríguez y Víctor Goytía Rodríguez. El cuarteto es familia del presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez y de la primera dama de Fajardo, Diana Méndez.

Inicialmente, eran buscados por el Negociado de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) en Fajardo, junto a la Guardia Costanera y el Negociado  para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD). Luego se integró la Guardia Costera. No fue hasta que transcurrieron seis días de la desaparición que el comisionado del NMEAD, Carlos Acevedo, activó al director de búsqueda y rescate de esa agencia, Nino Correa, lo que generó críticas. 

Ayer Acevedo dijo que la Guardia Nacional ya no estaba en funciones. 

Pero Reyes aclaró que la Guardia Nacional sigue activa hasta tanto no se produzca una orden ejecutiva de la gobernadora desactivándola.

“La activación de la Guardia Nacional es por orden ejecutiva de la gobernador y, hasta tanto no reciba una orden ejecutiva, no le puedo decir que estamos desactivados. Estamos en espera de ese proceso. Hasta ahora los números preliminares (de gastos)  están cerca de los $68,000. Nosotros tenemos que preparar el detalle de cada una de las ayudas”, reiteró el general.  

De otra parte, el general sostuvo que aún no tiene respuesta de la gobernadora respecto a si mantendrá el pago de un diferencial que le fue asignado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares antes de dejar el cargo. 

Reyes se reunió con la gobernadora la semana pasada para explicarle por qué se le asignó un diferencial. 

Reyes ha explicado que el diferencial obedece a un acuerdo al que llegó con Rosselló Nevares en febrero pasado cuando lo reclutó como ayudante general de la Guardia Nacional, tiempo en el que ya se había retirado de la milicia.  

Explicó que el diferencial le garantiza el mismo sueldo que hubiera tenido si hubiese optado por mantenerse jubilado. Reyes devengaba entre pensión y beneficios $100,000 anuales. El cargo de ayudante general representaba $75,000 anuales por lo que Reyes pidió al exgobernador que le igualara su pensión. 

“Tuvimos la conversación (con la gobernadora). No he tenido otra reunión con ella porque partí para Centroamérica por espacio de unas semanas, en Honduras donde tenemos gente destacada. No he tenido la oportunidad de reunirme con ella”, afirmó el general.


💬Ver 0 comentarios