La FAA no ha contestado la petición de La Fortaleza para suspender los vuelos. (GFR Media)

La posible suspensión de los vuelos domésticos e internacionales por 14 días para contener la propagación del coronavirus en Puerto Rico podría afectar la cadena de distribución de medicamentos, advirtió este jueves el principal oficial ejecutivo de Aerostar Airport Holdings, empresa que administra el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín.

Sostuvo que la petición de la gobernadora Wanda Vázquez Garced a la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para poner una pausa al tráfico aéreo podría ser “dañina” para el país porque, pese a que no aplica a los vuelos de carga tradicionales, no toma en cuenta la producción que se transporta en las aeronaves comerciales.

“El deli cargo no es una carga que está en un avión dedicado para esto, el deli cargo toma espacio de los aviones de pasajeros y los utiliza para movimientos de carga”, describió en una entrevista radial (WKAQ – 580 AM).

Dijo que Puerto Rico recibe a través de este tipo de transporte diferentes productos de salud, como lo son medicamentos, equipos médicos y hasta sangre.

“En muchos de estos aviones mientras tu estás sentado en la parte de arriba, abajo eso está lleno de medicamentos que están entrando o saliendo de Puerto Rico y esto (la suspensión de vuelos) podría crear un disloque en la producción de medicamentos porque muchos de estos se producen en Puerto Rico”, señaló.

Hernández indicó que la petición de La Fortaleza, que aún no ha sido avalada por la FAA, va contra la capacidad del propio espacio aéreo.

Sugirió que la suspensión no será necesaria, debido a que las mismas aerolíneas reducirán sus vuelos a Puerto Rico por la baja en la demanda debido a la crisis provocada por la pandemia.

“Atentar contra la capacidad y el espacio aéreo que permite que esos bienes se muevan de un sitio a otro, trastoca la cadena de distribución”, recalcó.

Hernández también anticipó que, si todos los vuelos se cancelan, las aerolíneas harían cambios en sus rutas y luego de que pase la emergencia no habrá certeza de si volverían a la isla.

Consciente de que la FAA no podría dar paso a su solicitud, Vázquez Garced también solicitó redirigir todos los vuelos “charters”, provenientes de jurisdicciones afectadas por coronavirus a tres aeropuertos: Aguadilla, Isla Grande y el Luis Muñoz Marín.

Asimismo, pidió cerrar todos aquellos aeropuertos donde no estuviera la Guardia Nacional haciendo un cernimiento de sus pasajeros. También solicitó la prohibición todo vuelo de aviación general y “fleteado” en todos los aeropuertos de Puerto Rico a excepción de las ambulancias aéreas, los vuelos de agencias de orden público y vuelos militares.


💬Ver 0 comentarios