Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
El grupo de voluntarios en el Bosque Estatal de Piñones observó que, similar a otros años, la familia de playeros dominó como especie migratoria. (Suministrada)

El Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (PEBSJ) censó ayer las especies de aves en tres puntos de ese sistema, a fin de identificar indicadores de cambios ambientales y medir el progreso de los trabajos que la organización realiza.

El Censo de Aves Navideño, en el que participó una treintena de ciudadanos voluntarios, tuvo lugar en el Bosque Estatal de Piñones, el Aljibe Las Curías en Cupey y la Reserva Estuarina de la Laguna del Condado.

Brenda Torres, directora ejecutiva del PEBSJ, explicó que la diversidad de escenarios responde a la necesidad de conocer los “hábitats importantes” para la conservación de las aves.

“Los datos continuos que producen estas observaciones nos permiten utilizar los patrones poblacionales de las aves como bioindicadores de cambios ambientales y como respuesta al éxito de los proyectos de restauración que realiza el PEBSJ”, señaló.

Torres destacó que, por medio de estos censos, se han identificado “hábitats importantes” para especies vulnerables, entre ellos, la Ciénaga Las Cucharillas, donde se encuentra la chiriría antillana; el Caño Martín Peña, hogar del gallinazo nativo; y el Bosque Estatal de Piñones, donde vive el playero melódico.

“Debido a que las aves son organismos susceptibles a cambios en las condiciones de los ecosistemas, su presencia en el estuario sirve de indicador de la calidad de los humedales costeros”, dijo.

Resultados 

Ayer, la participación de los voluntarios permitió identificar una veintena de especies de aves en cada punto de observación.

Laura Fidalgo, investigadora de flora y fauna del PEBSJ y coordinadora del censo, precisó que los zumbadores y las reinitas fueron predominantes en Condado, mientras que en Las Curías sobresalieron las reinitas, el mozambique y el ruiseñor. En Piñones, los protagonistas fueron de la familia de playeros.

Fidalgo indicó que las observaciones de este año arrojaron datos similares a los años previos.

Lee más historias ambientales

Indicó, no obstante, que esta vez hubo menos abundancia de aves y menos especies migratorias, lo que puede deberse a las condiciones húmedas y al clima lluvioso que ha prevalecido durante los últimos dos meses.

Torres, entretanto, recordó que el PEBSJ comenzó a realizar el Censo de Aves Navideño a mediados de la década de 1990. Datos producidos desde entonces revelan que casi el 50% de las especies de aves de la Isla se encuentran en los ecosistemas relacionados al estuario.

Los datos de los censos de los últimos dos años revelan, asimismo, que las 10 aves más comunes en el estuario son: la paloma doméstica, el mozambique, el perico monje, la reinita común, la tórtola cardosantera y la tórtola aliblanca, el pitirre, el charrán real, el gorrión doméstico y el pelícano pardo.

Durante el censo de 2016, se identificó 1,778 individuos de másde 76especies de aves, entre ellas seis especies endémicas.

A partir de este año, informó Torres,el Censo de Aves Navideño lleva el nombre del abogado y defensor de las causas ambientales y sociales, Gamaliel Pagán Hernández.

La actividad continuará este próximo sábado en la Fundación Luis Muñoz Marín, en Trujillo Alto.


💬Ver 0 comentarios