(semisquare-x3)
(GFR Media)

La Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) no cuenta con los permisos de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) para la construcción de las instalaciones del terminal de lanchas de Ceiba que desde octubre del año pasado está en operaciones.

Desde entonces, la ATM así como la empresa que realiza construcción en el terminal, SQR Arquitects and Engineers, incumplen con las regulaciones y órdenes de la EPA puesto que comenzaron y continúan la construcción y las operaciones sin los correspondientes permisos exponiéndose así a multas, pleitos legales civiles y criminales y hasta la posible pérdida de fondos federales, dijo la directora de esa agencia federal en Puerto Rico, Carmen Guerrero.

“Están incumpliendo con la reglamentación federal porque -al día de hoy- no tienen permiso. Incumplen con la reglamentación del Clean Water Act (Ley de Agua Limpia). (El terminal) se construyó antes de tener los permisos y entonces cualquier movimiento de terreno, pues hay conexiones pluviales que descargaban a la bahía y esos sedimentos pudieran llegar a la bahía si hubo un evento de lluvia”, explicó Guerrero no sin antes recordar que la bahía cercana al terminal de lanchas es uno de los lugares más importantes del hábitat del manatí y un sistema de praderas de hierba marina para las tortugas.

De inmediato, no se obtuvo una reacción de la nueva directora ejecutiva de la ATM, Mara Pérez, aunque se solicitó.

La funcionaria federal destacó que con el incumplimiento, la ATM así como la empresa se exponen a “penalidades civiles y criminales según la Sección 309 de la Ley de Agua Limpia, que reglamenta las actividades de construcción, las descargas de agua de lluvia y/o las escorrentías en los proyectos de construcción. También la ATM y la empresa violentan la Sección 301(a) de la Ley de Agua Limpia, revelan las órdenes de la EPA emitidas el 19 de diciembre del 2018, según confirmó El Nuevo Día. Los documentos exigen a la ATM y a la empresa de construcción que cumplan con la orden administrativa de la EPA y con el Permiso General de Construcción para escorrentía de lluvias en los trabajos que se conducen en el terminal.

“El incumplir con una orden también puede llevar a que las partes no puedan participar ni recibir contratos, subvenciones y prestamos federales”, apuntó Guerrero, quien destacó que investigaron la construcción luego de recibir un referido en septiembre pasado sobre este particular y, hasta el momento, han realizado tres visitas al terminal de lanchas en Ceiba.

La inspección más reciente de la EPA fue en febrero pasado, informó la EPA.

“En las órdenes, la EPA establece que podría iniciar una acción legal en corte por violaciones a las mismas, incluyendo penalidades civiles de hasta $53,484 por cada día de violación o reparación de daños y medidas cautelares”, agregó.

Las órdenes fueron dirigidas a Nelson Rosario, director de operaciones de la empresa SQR Arquitects and Engineers y al entonces director de la ATM, Juan Maldonado. Pero Guerrero dijo que tan reciente como la semana pasada se reunió con Pérez para insistir en el cumplimiento con las regulaciones federales.

Recalcó que tanto a la ATM como a la empresa constructora se le advierte en las órdenes que si no implementan inmediatamente las medidas especificadas por la EPA en lo que obtienen el permiso, la agencia podría comenzar una acción legal.  Esas medidas, agregó, incluyen no descargar aguas al mar, estabilizar áreas que se hayan despejado, nivelado o excavado. En esas áreas se debe detener toda actividad. También debe prevenir y controlar la contaminación, el polvo y la sedimentación.

“Establecer controles de perímetros, erosión y sedimentación, y las mejores prácticas de manejo”, establece la orden de la EPA.

Guerrero precisó que desde que la ATM estaba bajo la dirección de Maldonado se les orientó.

“Se le dice no puedes estar construyendo sin este permiso. Ellos indican que van a solicitarlo y se inspecciona, y en noviembre no han hecho nada de lo que se ha recomendado y al ver que no hubo ninguna actuación por la Autoridad y entre noviembre y diciembre empiezan a informar que están haciendo algo. Al día de hoy, no han hecho lo que se le ha recomendado, no tienen el permiso y han hecho unas mejores prácticas de manejo”, sostuvo Guerrero.

Desde el año pasado, Maldonado en varias entrevistas con este diario indicó que la ATM contaba con el permiso de uso emitido por la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe). Pero nunca proveyó los documentos.

Respecto a la EPA, dijo que habían sometido un plan y nos “dieron un término para establecer medidas adicionales. Son unos asuntos que continuamos trabajando día a día”. Nunca sostuvo que incumplían con la EPA.

No cierre

Guerrero explicó que el incumplimiento con la EPA no provocaría el cierre del terminal que, desde octubre del año pasado, fue trasladado allí tras el cierre de las instalaciones de Fajardo. El traslado ha provocado múltiples denuncias de culebrenses y viequenses por considerar inadecuadas e incompletas las nuevas instalaciones del terminal. El lugar, no cuenta con una sala de espera para los pasajeros sino que en su lugar hay una amplia carpa de poliuretano. Al caminar de la boletería a las embarcaciones y el área de espera o viceversa, los pasajeros se mojan si está lloviendo.

Si no hay lluvia, es notable el polvorín que levanta el viento, particularmente en el estacionamiento. Solo hay baños portátiles en el área de esperar. El estacionamiento está sin pavimentar y cuando llueve, se crea una enorme piscina que, en febrero pasado, provocó que una anciana de 84 años, se cayera, recibiera múltiples golpes y hasta perdiera cuatro dientes.

En múltiples ocasiones, Maldonado y ahora Pérez han dicho que el lugar aún necesita de mejoras. Pérez sostuvo que para la Semana Santa, cuando se esperan miles de turistas nacionales e internacionales vacacionando en las islas municipios, tendrán en el terminal de Ceiba más estacionamiento disponible, alumbrado y un espacio virtual con los itinerarios de los viajes.

Actualmente y luego de una crisis con el transporte marítimo, la ATM tiene en operaciones solo dos lanchas: Isla Bonita y Cayo Blanco.

Extensión de contrato u otra empresa

La expectativa, dijo Pérez, es tener una flota de siete embarcaciones para Semana Santa contando con las cuatro naves que alquila la ATM a la empresa Puerto Rico Fast Ferries (PRFF) por $15.7 millones desde julio del año pasado hasta mayo próximo. Constantemente, el gobierno había informado que el contrato era de $15 millones, pero una revisión del documento revela que la cifra correcta es $15,754,420. La cifra es $3 millones mayor que la cantidad ($12,672,198) que pagó el gobierno a la PRFF bajo la administración de Luis Fortuño por brindar servicio a las islas municipios por un año.

Irónicamente, según dijo Pérez, la contratación de la PRFF se produjo para enviar a mantenimiento la flota de naves de la ATM.

“Sí se ha atrasado y por eso es que no tenemos toda la flota completa”, admitió.

La directora de la ATM reveló que evalúan la posibilidad de extender el contrato de la PRFF o contratar otra empresa hasta que se materialice una alianza público privada (APP) para el transporte marítimo desde el terminal de Ceiba a Vieques y Culebra y del terminal de lanchas de Cataño- San Juan. La PRFF es una de las cinco empresas interesadas en obtener la APP.

“Sí se está considerando, al igual que también estamos considerando otras alternativas como otras compañías y también añadir otra embarcación. Estamos mirando diferentes opciones”, sostuvo la funcionaria.

También se considera comprar una nave con los $3 millones que recibió la ATM del seguro por la pérdida -en Saint Thomas durante el huracán Irma- de la embarcación Caribeña. El dinero debe ser complementado con fondos federales, dijo.

Dos de las naves de la PRFF son de carga, pero no se han usado para esos fines pese a que en un momento dado la ATM se quedó sin embarcaciones de carga debido a averías. Las naves privadas de carga tampoco fueron usadas en ese momento pese a que no había ningún impedimento para ello, según dijo la Guardia Costera a este diario. Ahora, dijo Pérez, se pretenden usar las naves de carga para esos fines e incluso se descartó la compra de unas rampas.

Ahora bien, la directora de la ATM dijo que evalúan si la PRFF incumplió con el contrato vigente al no poder dar servicio de acarreo de carga con sus naves, aunque fue contratada para ello.

“Estamos en proceso de investigar si cumplieron o no con el contrato”, afirmó pese a que la empresa lleva más de cinco meses en operaciones. 

Aunque la Guardia Nacional se activó a principios de marzo porque no había embarcaciones de carga disponibles para llevar mercancía a Vieques y Culebra, Pérez dijo que las naves militares no han sido utilizadas desde esa ocasión.

Admisión

Reconoció y validó la información publicada por El Nuevo Día en el sentido de que la ATM no daba mantenimiento a su flota que era de 10 embarcaciones. La mayoría de esas naves han sido olvidadas en varaderos en espera de que sean llevadas al mantenimiento requerido.

“Tendría que pensar que los pasados directores no atendieron esta situación a tiempo y realmente sí había que darle un mantenimiento, incluso FTA (Federal Transit Administration) requiere que esto se haga continuamente y entiendo que esto no se estaba dando de la manera correcta”, aseveró al tiempo que dijo que debía verificar si esto no ha conllevado una penalidad federal.

Preguntada si con la falta de mantenimiento la ATM provocó la crisis reciente por la ausencia de naves de carga, Pérez reiteró su respuesta.

“Se tenía que dar el mantenimiento a las embarcaciones y la realidad es que no se estaba haciendo en el momento adecuado. Yo también entiendo que había presiones económicas ese tipo de situación, pero se está trabajando para que se les dé todo el mantenimiento a estas embarcaciones y poder tener una flota óptima”, sostuvo.

Esa flota óptima, que se espera sea de 6 a 7 embarcaciones, quedará en manos de una empresa privada a través de una APP por 23 años.

“Puedo a hablar de lo que vine a hacer ahora y realmente quiero darle un servicio de excelencia a los viequenses y culebrenses”, respondió Pérez cuando se le cuestionó por qué ahora, de cara a la concesión de una APP, se decide dar mantenimiento a la flota cuando es un reclamo vetusto de los residentes de las islas municipios.


💬Ver 0 comentarios