Médicos temen que suban los casos en verano y en otoño se junten con los de influenza y un posible segundo despunte de COVID-19. (GFR Media)

En Puerto Rico hay un brote de dengue y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitió una alerta de viaje para que los viajeros a la isla tomen las precauciones usuales que los ayuden a evitar ser contagiados con este virus.

Según datos del CDC, hasta el pasado 3 de mayo se habían reportado 123 casos en Puerto Rico, uno de ellos asociado a un viaje y el resto de transmisión local.

Mientras tanto, varios pediatras advierten que han visto casos, pero no muchos, entre sus pacientes. Su temor, sin embargo, es que suban los casos en verano y en otoño se junten con los de influenza y un posible segundo despunte de COVID-19.

“Hay que tomar precauciones en las piscinas y otras formas de agua acumulada (para evitar el desarrollo de criaderos de mosquitos). Hay que estar pendientes porque se va a venir encima el dengue para verano y también la influenza después del verano. Va a tocar todo junto”, dijo el doctor Gerardo Tosca, quien urgió a la población a vacunarse contra la influenza.

El pediatra advirtió que Puerto Rico lleva ya aproximadamente un año o año y medio sin un alza dramática de casos de dengue, lo que causa preocupación ya que las epidemias de esta enfermedad son cíclicas. Además, comentó que en la región de las Américas se han desarrollado muchos casos.

El doctor Fernando Ysern, también pediatra, coincidió en la posibilidad del junte de estos dos virus -dengue e influenza- además de COVID-19 y otros, como el virus sincitial respiratorio (RSV, por sus siglas en inglés), enfermedad similar a un resfriado que puede ser peligrosa en bebés, especialmente en ciertos grupos de alto riesgo.

“Hay que evitar que no se junte el dengue, la influenza, el RSV y una segunda ola de COVID”, sostuvo Ysern, quien enfatizó que urge que se controlen los puntos de entrada al país, especialmente los aeropuertos, para detectar a tiempo la entrada de casos de COVID-19.

El pediatra observó que aunque no ha visto un aumento significativo de casos de dengue entre sus pacientes, ya se esperaba un despunte en Puerto Rico para este año ante la cantidad de contagios surgidos en Latinoamérica.

“Se están viendo, pero no muchos. Ahora, hay que tener cuidado y seguir limpiando los patios y los alrededores de las casas, seguir recogiendo la basura para evitar que se formen criaderos de mosquitos”, comentó el doctor Mario Paulino.

La preocupación del pediatra es que en guantes de plástico y otros objetos tirados alrededor de los hogares se acumule agua suficiente como para el desarrollo del mosquito Aedes aegypti, vector de este virus.

Fiebre que dura de dos a siete días, fuerte dolor de cabeza, malestar general, especialmente en las articulaciones y en los huesos, además de erupciones, son algunos de los síntomas asociados al dengue, según el CDC.

Usar repelente y evitar el desarrollo de criaderos de mosquitos son algunas formas para prevenir su contagio.


💬Ver 0 comentarios