Residentes de la Barriada Esperanza relatan los momentos vividos durante el sismo.

El alcalde de Guánica, Santos Seda, declaró esta mañana a su municipio en estado de emergencia tras el fuerte temblor de 5.8 que se registró esta mañana al sur de la isla.

Igualmente, abrió un refugio en el coliseo Mariano "Tito" Rodríguez, donde ya albergan a 20 personas afectadas. En la barriada Esperanza, por ejemplo, al menos cinco casas colapsaron.

"Ante la situación que hemos estado pasando y responsablemente, al tener un informe preliminar de daños, nos mueve a eso (a la firma de la orden)", estableció el ejecutivo municipal a este medio.

Los alcaldes de Yauco, de Mayagüez y de Lajas, Ángel Luis "Luigi" Torres, José Guillermo Rodríguez y Marcos Turín Irizarry, respectivamente, también emitieron una orden ejecutiva para declarar un estado de emergencia en sus municipios.

Torres exhortó a la gobernadora Wanda Vázquez Garced a tomar la misma acción para que así el Estado pueda brindar asistencia -económica y técnica- a todos los municipios afectados por el sismo de magnitud 5.8.

“Estamos recabando que la gobernadora -con su facultad- lo haga (la orden ejecutiva declarando estado de emergencia) para que, de necesitar algún tipo de asistencia económica o del Estado, que nos puedan ayudar”, indicó Torres.

El alcalde de Lajas dijo que recibieron querellas de que más de 20 residencias resultaron afectadas por el sismo. Precisó que las quejas son por desprendimiento, separación de paredes, hendiduras y derrumbes.

“Al momento tenemos más de 20 querellas de residencias afectadas y estamos inspeccionando. Hay un caso que ahora mismo tenemos que mover a una paciente encamada porque se separaron las paredes. Es una casa por el sector Cuesta Blanca”, informó el alcalde de Lajas.

“Hay mucha ansiedad. Hay desesperación en la gente”, agregó.

Indicó que el comisionado del Negociado de Manejo deEmergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo y el director de la Red Sísmica de Puerto Rico, Víctor Huérfano, ofrecerán una charla de orientación mañana, martes, a las 2:00 p.m. en el coliseo Liches de Lajas.

El alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsales Souchet, dijo que, al momento, se han reportado “daños mínimos a estructuras”.

“Fueron varias residencias que sufrieron daños, pero no a la magnitud de Guayanilla y Guánica. También hubo derrumbes en la PR-2 y la PR 385 así como el barrio El Barreal”, apuntó el alcalde.

“Personal de Manejo de Emergencias ha inspeccionado varias de las estructuras y puentes. Nos preocupa en el área de Las Chimeneas, una estructura de más de 100 años, en la carretera 385. La estructura está bien agrietada. Esperamos que mañana nos envíen varios ingenieros para inspeccionarla”, añadió.

Gonsales Souchet sostuvo que activó el Centro de Operaciones de Emergencia del municipio por tiempo indefinido.

Por su parte, el alcalde de Cabo Rojo, Roberto Ramírez, optó por no activar el COE municipal, pero personal de Manejo de Emergencias inspecciona dos residencias, una ubicada en Las Arenas y otro en el barrio Llanos Tuna, inspecciona dos residencias que resultaron con grietas.

“Se están haciendo las inspecciones de rigor y recibido llamadas o haciendo visitas”, afirmó el alcalde.

Entretanto, su homólogo de Mayagüez, dijo que le preocupa que su pueblo sea objeto de un tsunami como consecuencia de los fuertes temblores ocurridos en la zona suroeste y que ante el cuadro que impera actualmente en toda la isla emitirá una orden para declarar un estado de emergencia.

“Esa orden de estado de emergencia nos permite identificar fondos de emergencia, enmendar el presupuesto y reajustar el presupuesto (de $69 millones) porque ahora hace falta reaccionar. Ahora el problema grave que tienen los municipios es falta de recursos”, indicó el alcalde en entrevista con El Nuevo Día.

En Mayagüez, dijo Rodríguez, el temblor registrado esta mañana solo produjo que una persona cayera de su cama.

Pero el alcalde sostuvo que le preocupan las 35,000 personas que viven en Mayagüez en la zona costera y que pueden ser víctimas de tsunami.

“Yo entiendo que esas personas que viven tan cercanas al mar, especialmente las más mayores, a pesar de que podamos tomar medidas para desalojar, en muchas ocasiones no tenemos nada más que 10 minutos y estos fenómenos suelen ocurrir de noche”, indicó el alcalde.


💬Ver 0 comentarios