La demanda civil indica que la deuda asciende a la cantidad de $197,199.00 por los meses de agosto y septiembre de 2018. (semisquare-x3)
La demanda civil indica que la deuda asciende a la cantidad de $197,199.00 por los meses de agosto y septiembre de 2018. (GFR Media)

Los empleados de la Comisión Industrial podrían enfrentar el desahucio de la nueva sede a la cual fueron trasladados de un edificio enfermo, luego de que el propietario radicara una demanda por incumplimiento de pago, informó hoy el presidente de la Asociación de Empleados Gerenciales (AEG) de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), José E. Ortiz Torres.

La demanda por desahucio y cobro de dinero fue presentada por la empresa WMI, LLC propietaria del edificio ubicado en la calle César González en Hato Rey, donde antes estaba el Tribunal de Apelaciones.

La Comisión Industrial fue situada en ese edificio, una vez fue demandada por la AEG, por las condiciones insalubres y peligrosas en que se encontraba el edificio anterior que operaba sin tener el permiso de rigor que otorga el Cuerpo de Bomberos, poniendo en riesgo la vida y seguridad de todos los trabajadores.

"Este incumplimiento de pago es una omisión imprudente que nuevamente amenaza el ambiente laboral en la Comisión Industrial y que sigue un patrón de negligencia hacia los empleados y los servicios fiscalizadores que ofrecen", denunció Ortiz Torres.

La demanda civil indica que la deuda asciende a la cantidad de $197,199.00 por los meses de agosto y septiembre de 2018.

WMI, LLC presentó además, facturas por servicio de electricidad adeudado por $42,498.87 desde junio, cuando entró en vigor el alquiler.

La empresa arrendadora radicó el recurso legal en medio de un plazo de 30 días adicionales, plazo concedido por el Tribunal de Primera Instancia para que la Comisión Industrial culmine el traslado de todos los empleados.

Previo a esa concesión de tiempo, a la Comisión Industrial se le había otorgado 60 días, mediante un acuerdo de buena fe con la AEG, bajo la presunción de que sería tiempo suficiente para sacar a los trabajadores del edificio enfermo con hongo y otros múltiples problemas como cables eléctricos sueltos, techo por donde se filtra el agua y problemas con las salidas de emergencia. En ese plazo, los empleados debieron ser ubicados en la nueva sede, cuyo arrendatario demanda por el causal de desahucio ante el incumplimiento de pago.

"Exhortamos a la presidenta de la Comisión Industrial, Diana Cordero, a que asuma el curso de acción a la solución razonable de esa demanda para que los empleados no vuelvan a ser víctimas de la omisión, negligencia y el maltrato al que han sido sometidos cuando se les obligaba a realizar tareas en un edificio enfermo y en condiciones insalubres colocándolo en riesgo a su integridad física y emocional", concluyó. 


💬Ver 0 comentarios