Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El Paseo Puerta de Tierra, diseñado por Segundo Cardona, ganó la Medalla de Espacios Públicos otorgada por la Unión Internacional de Arquitectos. ([email protected])

Artífice de uno de los proyectos públicos más controvertibles de los últimos años, el arquitecto Segundo Cardona fue premiado recientemente por dicha obra, el Paseo Puerta de Tierra, en el evento de arquitectura más prestigioso a nivel internacional.

La obra, que une el Condado y el Viejo San Juan mediante un paseo desarrollado para peatones y ciclistas en terrenos de Puerta de Tierra, se ganó la Medalla de Espacios Públicos otorgada por la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) durante su convención anual, que este año se celebró en Seúl, Corea del Sur, en septiembre. El proyecto ejecutó muy bien una transformación del área en la que unió diversos espacios, en un diálogo continuo con el mar y los edificios históricos, según el laudo del jurado, que favoreció la obra en la competencia en la que se midieron proyectos de 28 países.

“Entre los finalistas, había un paseo lineal de Hong Kong, que tenía presupuesto de Hong Kong (es decir, de mucho dinero) y tenía una extensión mayor, y me causó una gran satisfacción que al jurado le pareciera que este proyecto tenía más méritos”, señala Cardona, de la firma SCF Arquitectos.

“Es importante que la gente comprenda que este proyecto, que ve todos los días, tiene un impacto en personas que lo ven de una óptica lejana; que es acogido por profesionales de Estados Unidos y a nivel internacional. Es importante que haya voluntad para conservarlo, porque cumple un propósito paisajista, turístico, recreativo, y tiene un valor urbano porque, por primera vez, se conectan el Condado y el Viejo San Juan de manera segura y efectiva”, afirma el arquitecto, que cree que el lugar debe contar con seguridad las 24 horas.

Sobre la controversia que generó el proyecto, del cual se decía que impactaría negativamente los restos arqueológicos del lugar y que tapaba la vista al océano, entre otras críticas, Cardona cree que fue resultado de la falta de información a tiempo. Compara el proceso con el que tuvo la construcción del Tren Urbano, para el cual diseñó ocho estaciones. “Se hizo un esfuerzo para enamorar a la gente de ese proyecto, para que la comunidad lo conociera. Aquí se hizo, pero creo que un poco tarde. Se hizo cuando estaba montada una resistencia al proyecto, que era totalmente infundada”, dice, y asegura que conoce personas que estuvieron opuestas al desarrollo y que, al ver el resultado, reconocieron su valor.

Del lugar, Cardona destaca el espacio que se recuperó para ciclistas y peatones como resultado de la reconfiguración vial mediante la cual se movieron y agruparon las rutas de la AMA en la calle del Tren; el rescate de la vista al mar; y el potencial de desarrollo económico para la comunidad aledaña que supone la visita de más personas al lugar. Asimismo, recuerda el componente educativo del proyecto, que exhibe carteles informativos sobre la historia y la flora del lugar.

Durante el proceso de consulta, el gobierno alteró el diseño y eliminó componentes. De esos, los que más extraña son un arco en el cual se instalaría un negocio para alquilar bicicletas y un mirador frente al mural de Doña Fela, que estaría dedicado a la actividad del surfing, indica Cardona.

Nuevos retos

Con una amplia trayectoria y reconocido por diseñar obras emblemáticas, como el Coliseo de Puerto Rico, y proyectos como la ampliación del Popular Center, Cardona, quien también es desarrollador, busca respuestas al momento crítico por el que atraviesa la industria de la construcción.

“La falta de actividad en diseño, por la situación de la economía, me ha llevado a explorar otras cosas, a participar en competencias internacionales (en las que presenta un diseño con la expectativa de ser seleccionado para realizar la obra). A mí me encanta eso porque, por 10 años, fui profesor de diseño en la (Escuela de Arquitectura de la) Universidad de Puerto Rico y una de las experiencias más ricas es poder ver cómo 40 estudiantes reaccionan a un mismo problema y le buscan diferentes soluciones”, comenta.

Por eso, recientemente compitió por llevarse el diseño del Nuevo Museo de Arte Alemán del siglo 20, que albergará patrimonio artístico de Alemania Oriental y Alemania Occidental. “Hubo 460 participantes y nosotros llegamos finalistas, en los primeros 100”, señala, y cuenta que pasó tres días con su hija, también arquitecta, viendo cada uno de los 460 proyectos, proceso educativo del cual salió convencido que el diseño de la obra ideal debía ser otro, y lo dibujó. De hecho, ninguno de los participantes fue seleccionado por la institución que hizo la convocatoria.

En estos momentos, Cardona también está enfrascado en el diseño de nuevos modelos de viviendas, más pequeñas, autosuficientes en el tema de la energía y con espacios compartidos que conforman una comunidad más cercana.

Explica que ese modelo lo ideó luego que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitara San Martín tras el paso del huracán Irma y prometiera reconstruir la isla construyendo estructuras más resistentes. Ahora está en busca de personas o instituciones que auspicien el desarrollo de su proyecto.


💬Ver 0 comentarios