El doctor Víctor Huérfano señaló que los estudios preliminares de la entidad sugieren que esta actividad sísmica está asociada a la Falla de Montalva. (GFR Media)

En lo que va del año se han registrado 5,960 eventos sísmicos, lo que podría convertir al 2019 como el período más activo desde el 1986, año que la Red Sísmica de Puerto Rico comenzó a monitorear estos eventos en la zona.

“Al día de hoy, a esta hora, le puedo decir que para el área de Puerto Rico son más de 5,960 eventos y al ritmo que vamos es posible que nos vamos a acercar a los 6,000 y sería el año más activo desde que la Red está monitoreando”, señaló Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica de Puerto Rico.

Huérfano le atribuyó el alza en los números al fuerte temblor de 6.0 de magnitud que se sintió en la isla el pasado 23 de septiembre que generó más de 1,200 temblores. Hay que esperar a tener el récord completo, pero vamos a superar todos los años anteriores”, puntualizó.

El año pasado se reportaron 3,975 sismos. Aunque la Red Sísmica tiene cifra de los años previos, Huérfano sostuvo que no sería responsable comparar esas estadísticas con las actuales debido a los cambios que ha habido en la instrumentalización.

Para el 1998, tras el paso del huracán Georges, la Red perdió parte de la infrestrautura y entró en la etapa digital de banda ancha. En el 2017 la historia volvió a repetirse a causa de María. De hecho, aun no han recuperado el 100% de las estaciones de Islas Vírgenes.

¿Qué refleja ese aumento en el número de sismos?, se le cuestionó.

“Nos está diciendo que ha habido una mayor liberación de energía en los sistemas de fallas alrededor de la isla. Nos deja claro que las fallas siguen estando ahí y seguirá habiendo actividad. El mensaje para la población es que tomemos en serio esta actividad, que tenga su plan de emergencia al día y que estemos preparados para responder”, señaló.

La noche del sábado el país volvió a tener un recordatorio al registrarse un sismo al sur de Guánica de una magnitud de 4.7 que estuvo seguido por sobre 150 sismos, reportándose el más fuerte cerca de las 9:00 p.m. de ese día con una intensidad de 5.0 en la misma zona sur.

Huérfano destacó quelos estudios preliminares de la entidad sugieren que esta actividad sísmica está asociada a la Falla de Montalva que ubica en la zona suroeste de la isla, una de las ocho áreas donde se concentran los temblores en Puerto Rico.

Las restantes áreas son la Trinchera de Puerto Rico que constituye el punto más profundo del océano Atlántico alrededor del país y el segundo en todo el planeta, las Fallas de Pendiente Norte y Sur, la Zona Sísmica del Sombrero al noreste de la isla, el Pasaje de la Mona, el Cañón de la Mona, la Depresión de las Islas Vírgenes y la Trinchera de Muertos.

“En nuestra primera apreciación es que estos temblores están asociados a la Falla de Montalva y más hacia el Cañón de la Guayanilla. Inclusive, tenemos eventos que fueron en dirección hacia la Trinchera de los Muertos”, explicó.

El experto sostuvo que el área suroeste de Puerto Rico es sumamente activa sísmicamente por varios sistemas de fallas que ahí convergen.

Aunque los eventos que generalmente se registran en esta zona, conocida como la Gran Falla del Sur de Puerto Rico, son generalmente superficiales, en ocasiones hay temblores de mayor magnitud como los que ocurrieron el sábado.

Mientras, el experto indicó que tuvo conocimiento de daños registrados en varios municipios, así como de un desalojo en una comunidad en Guánica tras los temblores. “Eso está bien está bien porque demuestra que la gente está pendiente, pero por otro lado hubo personas con pánico y nerviosismo”, indicó.


💬Ver 0 comentarios