El embalse Guajataca sufrió serios daños tras el paso del huracán María. (GFR Media)

El embalse Guajataca, principal fuente de abasto en la región noroeste, lleva ocho días en el nivel de ajustes operacionales y, por el momento, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) no prevé poner un macha un plan de racionamiento de agua, indicó hoy, martes, la presidenta ejecutiva de la corporación pública, Doriel Pagán.

En entrevista con El Nuevo Día, la ingeniería aseguró que ya se tomaron controles internos para impedir que la situación en Guajataca empeore, y reiteró la exhortación ciudadana al uso prudente del agua, sobre todo en estos días de cuarentena debido a la pandemia de COVID-19.

“Guajataca está en (el nivel de) ajustes operacionales, pero eso no significa que vayamos a tener un plan de interrupción de servicio”, dijo Pagán.

En febrero de 2019, la AAA implantó un racionamiento para cerca de 70,000 abonados que se sirven de Guajataca en varios pueblos del noroeste. Las interrupciones en el servicio duraron tres meses.

De acuerdo con Pagán, si se compara la situación del embalse con esta misma fecha el año pasado, ahora está en un mejor estado.

“Hoy, estamos en 189.58 metros en el embalse. El año pasado, para esta misma fecha, estábamos en 187.86 metros. Así que tenemos poco más de un metro adicional, y eso quiere decir que, aunque estamos en la categoría (nivel) de ajustes operacionales, no contemplamos en estos momentos un plan de interrupción de servicio”, recalcó.

En cuanto a las medidas que la AAA ya tomó para atender la situación en Guajataca, Pagán mencionó que el barrio Puntas, en Rincón, se está supliendo de pozos. Además, el sistema en ese municipio se está reforzando con otros más robustos, por ejemplo, el de Añasco.

“Estas son actividades que normalmente se hacen en esta época para darle mayor estabilidad al sistema y no tener que utilizar tanta agua del embalse Guajataca. Pero lo cierto es que estamos en una mejor posición que el año pasado”, dijo.

Añadió que la AAA “siempre espera las lluvias de mayo”, que fueron las que provocaron el levantamiento del racionamiento el año pasado.

“Estamos más cerca de las esperadas lluvias de mayo. Todas las semanas, tenemos una llamada en conferencia con diferentes agencias, como el Servicio Nacional de Meteorología, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y la Autoridad de Energía Eléctrica, para analizar las condiciones de Guajataca y los demás embalses. Si hubiese que tomar medidas adicionales, lo haríamos, pero lo que estamos haciendo por el momento son ajustes internos”, declaró.

Pagán, de paso, exhortó a la ciudadanía a hacer uso “prudente y mesurado” del agua, ya que, si bien es cierto que todos los años suele llover mucho en mayo, no deja de ser una proyección.

“No podemos esperar para tomar conciencia. Podemos reducir el consumo de agua desde ahora”, expuso.

Guajataca, ubicado entre Quebradillas, Isabela y San Sebastián, sufrió serios daños tras el paso del huracán María, en septiembre de 2017. Debido a la gran cantidad de agua que recibió, la estructura socavó una de las paredes y provocó que se saliera por el aliviadero. La reparación estuvo a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

Como parte de las reparaciones, fue necesario bajar el nivel del embalse, lo que contribuyó a que se decretara el racionamiento el año pasado.

Al momento, ningún otro embalse está en el nivel de ajustes operacionales. Toa Vaca, en Villalba, está en el nivel de observación, pero Pagán dijo que “también está en una mejor posición que el año pasado”, por lo que no se vislumbra un plan de racionamiento para los abonados de la zona sur.

“Si algo cambiara, vamos a notificarlo con tiempo siendo responsable con los clientes. Reiteramos el llamado a la conciencia y de mesura con el uso del agua”, subrayó.

Aparte de embalses, hay clientes de la AAA, particularmente en la región central montañosa, que se sirven de plantas pequeñas, que se nutren, a su vez, de ríos. Ninguno de esos sistemas está en riesgo por ahora, pero Pagán resaltó que, por su naturaleza, son más difíciles de proyectar a largo plazo. Ante eso, pidió a la ciudadanía mantenerse atenta e informada sobre cualquier posible cambio.


💬Ver 0 comentarios