Joe Williams, de la facultad de SWANA, describió el recogido de basura frente a los hogares como el “acto de magia”  más grande de todos. (horizontal-x3)
Joe Williams, de la facultad de SWANA, describió el recogido de basura frente a los hogares como el “acto de magia” más grande de todos. (Teresa Canino)

Puerto Rico llegó tarde al cobro por recogido y disposición de los desperdicios sólidos, una práctica común en el resto del planeta por tratarse de un servicio básico y esencial, el agua y la luz.

Por eso, tarde o temprano, la iniciativa que inició en Cabo Rojo el pasado 1 de junio deberá replicarse en los 78 municipios.

Ese fue el consenso al que llegaron ayer los participantes de un taller sobre “manejo integral” de residuos, organizado por el capítulo de Puerto Rico y el Caribe de la Solid Waste Association of North America (SWANA).

Alcaldes, miembros de la industria y organizaciones comunitarias, entre otros sectores, fueron orientados sobre programas a implantar a nivel municipal, ya sea de manera individual, regional o por consorcios. La discusión giró en torno a la iniciativa conocida como pay-as-you-throw, mediante la que los ciudadanos pagan por el manejo y disposición de la basura que generan.

Joe Williams, presidente de Common Sense Consulting y parte de la facultad de SWANA, fue uno de los invitados, e indicó que pay-as-you-throw puede implantarse de manera “sencilla”, por ejemplo, vendiendo bolsas específicas para depositar la basura u ofreciendo contenedores de diversos tamaños.

“La pregunta ya no es si hay que moverse a pay-as-you-throw, sino cuándo empezamos”, dijo Williams, tras señalar que, en principio, todo proyecto de cobro por recogido y disposición de desperdicios tendrá oposición.

En esa línea, la directora de la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés) en Puerto Rico y el Caribe, Carmen Guerrero, expuso que la transparencia y la educación son “la clave” de este tipo de iniciativa.

“Tenemos que aprender de cómo se ha implantado esto en otras partes del mundo. En Estados Unidos es algo tan obvio, que ni se discute. Aquí, la discusión se ha centrado en el recogido, pero hay que hablarle al país de todos los costos asociados al manejo de desperdicios: recogido, acarreo, disposición, manejo de vertedero y cierre de vertedero”, acotó.

El alcalde de Hormigueros, Pedro Juan García, indicó que está “estudiando la posibilidad” de cobrar por el recogido de basura, en principio, a los comercios del municipio. Aseguró que cuentan con un superávit presupuestario para asumir, por el momento, lo que pagarían los ciudadanos.

“Pero, eventualmente, todos los municipios deben entrar en un proceso de cobrar por el recogido y disposición de la basura. Tiene que ser un programa nacional, que sea fiscalizado por la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS)”, comentó.

El director ejecutivo de la ADS, Antonio Ríos, dijo que ya se creó un comité interagencial para darle uniformidad a los distintos proyectos que implanten los municipios y asegurar que el dinero que cobren se reúsen en estos.


💬Ver 0 comentarios