El proyecto para regular a los Administradores de Beneficios de Farmacia (PBM por sus siglas en inglés) se encuentra estancado en un Comité de Conferencia a la espera de que se decida quién será el ente regulador. (GFR Media) (semisquare-x3)
El proyecto para regular a los Administradores de Beneficios de Farmacia (PBM por sus siglas en inglés) se encuentra estancado en un Comité de Conferencia a la espera de que se decida quién será el ente regulador. (GFR Media)

La regulación a los Administradores de Beneficios de Farmacia (PBM, por sus siglas en inglés) podría estar atada a un aumento en el costo en las licencias de farmacias, indicó hoy el legislador Juan Oscar Morales, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes.

“Aparentemente las farmacias han presentado la opción de que haya un incremento en las licencias (de las farmacias)”, sostuvo Morales en entrevista con El Nuevo Día. “Ese incremento generaría un ingreso aproximado de 500 mil dólares”, indicó.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Asociación de Farmacias de Comunidad, Linda Ayala, aseguró que hasta hoy no tenía conocimiento de que se hubiera planteado esa posibilidad y se opuso a ella.

“No habíamos escuchado que se estuviera considerando imponer un cargo a las farmacias para sufragar el costo de la implantación de la reglamentación de los PBM. Rechazamos que se le imponga otro costo adicional a las farmacias de comunidad y de prosperar esta propuesta, nos vamos a oponer a la misma”, manifestó en declaraciones a este medio. 

El representante indicó también que a pesar de la ambivalencia que había demostrado el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, respecto a que la agencia que dirige asumiera la facultad de la regulación, ha habido conversaciones recientes con el titular “y ha mostrado interés en el proyecto, siempre y cuando le otorguen el dinero para poder llevar cabo la ley”.

“Tienen que haber la garantía de que no será un proyecto de letra muerta, tiene que ser ejecutable”, reiteró Morales. "Yo quiero tener un proyecto que regule los PBM y que no sea ejecutable al final del día”. 

El Proyecto del Senado 218, de la autoría del senador popular José Luis Dalmau, se encuentra detenido en un Comité de Conferencia en la Legislatura. Aunque tanto la Cámara como el Senado coinciden en que hay que regular a los PBM, persiste el tranque respecto a si la responsabilidad debe caer sobre Salud o la Oficina del Comisionado de Seguros.

"Llevamos al Comisionado de Seguros a la vista (pública) donde él sí declaro que podría trabajar ese proyecto”, indicó el representante. 

El portavoz de la mayoría en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló, aseguró hace unos días que el tranque lo provocó el secretario de Salud al afirmar en vista pública en el Senado que podía atender el proyecto y luego ofrecer una versión distinta en la Cámara baja.

“La estructura a ser creada es una compleja, con un conocimiento especializado que el Departamento no posee por lo que requiere de un mayor presupuesto a los ingresos propios que habrá de generar”, manifestó Rodríguez Mercado en su ponencia ante la Comisión de Salud cameral.

El secretario recomendó entonces que la facultad de la regulación fuera otorgada a la Oficina del Comisionado de Seguros o que se enmendara el proyecto para que fueran asignados fondos adicionales, recurrentes y suficientes.

Una fuente sostuvo que, aunque La Fortaleza había favorecido la opción de asignar al Comisionado de Seguros la responsabilidad, el análisis ahora se inclina más hacia la opción a que sea Salud el ente regulador. Esa es la alternativa que alegadamente favorece el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

El fondo de $500,000 que se generaría por medio del aumento en el costo de licencias de las farmacias se utilizaría para la operación de la nueva oficina que operaría desde la Secretaría Auxiliar para Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud (SARAFS), si Salud asumiera la responsabilidad, indicó Morales. 

Farmacias asumen pérdidas en la espera de regulación

La Fortaleza convocó una reunión esta semana en la que se podría acordar el lenguaje del proyecto, aunque hasta ayer Morales indicó que no había recibido una invitación al encuentro y que no había una fecha clara.

Mientras tanto, las farmacias continúan denunciando un alegado patrón de abuso por parte de los PBM. Por ejemplo, en relación a un contrato con Abarca -principal administrador de PBM en la isla y que da servicios a patronos y aseguradoras como Triple S (excepto la parte de plan Vital), Forst Medical, Evertec y PROSSAM-, un análisis de la Asociación de Farmacias de la Comunidad sostiene que las farmacias tendrán pérdidas de entre un 11% y un 29% este año.

"Si hay un error de fecha, por ejemplo, que es un error subsanable, ellos (los PBM) a pesar de tú haber despachado el medicamento correctamente simplemente no te lo pagan, y no hay ninguna agencia donde yo pueda ir a decirle: 'este medicamento se le despachó a este paciente adecuadamente, hubo un error que a lo mejor pusiste 2018 en vez de 2019 y por eso no me lo pagan'”, denunció Ayala. 

La directora ejecutiva indicó que las farmacias están asumiendo esos costos y que ese beneficio monetario regresa a las aseguradoras. 

"Ellos utilizan el poder quetienen para beneficiar a su cliente que es la aseguradora, no beneficiar al paciente ni a nosotros”, puntualizó. 


💬Ver 0 comentarios