Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Varios zapatos que fueron colocados en el Capitolio en representación de las muertes por el huracán María. (GFR Media) (semisquare-x3)
Varios zapatos que fueron colocados en el Capitolio en representación de las muertes por el huracán María. (GFR Media)

Washington - Con los datos del Registro Demográfico de Puerto Rico que el gobierno de la isla mantuvo ocultos, dos investigadores boricuas de la Universidad de Harvard han estimado que en el período de 200 días después del huracán María murieron 3,433 más personas de lo esperado.

El análisis abarca desde el 20 de septiembre de 2017 –la fecha en que la furia del ciclón entró a la isla– hasta el 15 de abril de 2018, cuando los datos del Registro Demográfico indican que la tasa de mortalidad se había normalizado.

El análisis de los investigadores puertorriqueños Rafael Irizarry y Rolando Acosta, del Departamento de Bioestadísticas de Harvard, guarda coincidencias con el estimado del Instituto Milken de Salud Pública la Universidad George Washington (GWU), que concluyó que las muertes relacionadas con la emergencia causada por el huracán María fueron unas 2,975, un total que ha sido aceptado por el gobierno de Puerto Rico.

Pero, al mismo tiempo, ofrece una mirada a las causas de 2,392 de las muertes ocurridas entre el 20 de septiembre de 2017 y el 31 de diciembre de 2017.

El estudio de Irizarry y Acosta sostiene que el exceso de muertes puede haber estado entre las 3,189 y 3,676, para alcanzar el intervalo de confianza de 3,433.

“Si detienes el análisis el 28 de febrero, como hizo GWU, el estimado nos sale casi igual”, indicó Irizarry, quien es profesor en Harvard, en una entrevista telefónica. El investigador Acosta está en el segundo año del programa doctoral en Bioestadísticas de la Universidad de Harvard.

Sin contar con el beneficio de los datos del Registro Demográfico, investigadores encabezados por la Escuela de Salud Pública de Harvard divulgaron en mayo un estudio, hecho a base de encuestas, que estimó en 4,645 las muertes causadas por María, la mediana entre 793 y 8,498

No fue hasta el 1 de junio que el Registro Demográfico divulgó las defunciones ocurridas entre septiembre de 2017 y febrero de 2018, después de demandas judiciales presentadas por CNN y el Centro de Periodismo Investigativo.

El Instituto Milken de Salud Pública de GWU, de hecho, indicó que a sus investigadores no les entregaron los datos del Registro Demográfico hasta mediados de mayo.

El nuevo análisis de los investigadores puertorriqueños de Harvard toma en cuenta los datos sobre la tasa de mortalidad diaria que ofrece el Registro Demográfico, los cambios en la población y las tendencias de mortalidad por temporadas,

El estudio –que todavía no ha sido publicado académicamente– incluye el código estadístico que utilizaron, pues están dispuestos a revisar sus estimados si, por ejemplo, se les presentan datos distintos sobre la reducción en el número de habitantes.

Irizarry indicó que basan el estimado de población en los datos del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico y de la empresa Teralytics. En ese sentido, coinciden con el análisis de GWU de que la población de la isla cayó a cerca de 3 millones, una pérdida de casi 300,000 habitantes.

El profesor Irizarry indicó que examinaron 30 causas de muerte, y que las que mostraron un incremento significativo tienden a confirmar las consecuencias de la prolongada ausencia de servicios de electricidad y salud.

De las 2,392 muertes en exceso ocurridas entre el 20 de septiembre y el 31 de diciembre de 2017, 703 se debieron a problemas con el sistema circulatorio, 330 a enfermedades endocrinas, 289 a problemas con el sistema nervioso, 269 a complicaciones respiratorias y 161 a infecciones con bacterias.

“Solo unas pocas subieron, y resultan ser muchas muertes que uno asocia con problemas en el sistema de salud, como la falta de electricidad. Eso incluye muertes por enfermedades endocrinas, infecciones por bacteria -que suelen ser reflejo de llegar tarde al hospital-, ataques al corazón que son consistentes con un aumento en el estrés. Otras causas, como virus o muertes por asesinato, no subieron”, dijo Irizarry, al acentuar que todo eso “es evidencia de que después del huracán la gente no tenía acceso a los servicios de salud que tenían antes del huracán”.

1,417 muertes por Georges

En su análisis, los investigadores boricuas calculan además que el total de muertes en exceso en Puerto Rico después de enfrentarse a la furia del huracán Georges, en 1998, fue de 1,427.

Oficialmente, el gobierno de Puerto Rico sostiene que no hubo muertes “directas” relacionadas con ese ciclón, que por cerca de 18 horas azotó a la isla y dejó a casi toda la población sin energía eléctrica.

Irizarry y Acosta también incluyen en su estudio un estimado de las muertes a causa del huracán Katrina, que asoló en 2005 principalmente a Luisiana.

El modelo estadístico utilizado por Irizarry y Acosta coincide con el estimado de muertes que se ha dado en torno a Katrina. Ellos lo colocan en 1,832, una menos que el número que principalmente se utiliza como cifra oficial.

Para los investigadores, después del huracán Georges, en contraste con la respuesta a Katrina en Luisiana, en Puerto Rico “no hubo un esfuerzo sistemático para mejorar la red eléctrica o su frágil sistema de salud”.


💬Ver 0 comentarios