Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Georgina Chervoni [idió que la velaran en una silla mecedora. ([email protected])

Desde el verano de 2008, cuando un joven del residencial Quintana en Hato Rey decidió desafiar las normas tradicionales de los velorios en la Isla al pedir que si moría lo velaran de pie, se han registrado en la Isla singulares honras fúnebres.


💬Ver 0 comentarios