El G-8 reclamó que “se lleve a la acción” la Resolución Conjunta 118-2019, firmada por la gobernadora Wanda Vázquez, que establece como prioridad el uso de fondos del Programa de Subvención en Bloque para la reconstrucción y recuperación de las comunidades del caño.

Tras las inundaciones de esta semana, el liderato del Grupo de las Ocho Comunidades (G-8) aledañas al caño Martín Peña, en San Juan, reclamó hoy que se realice la inversión necesaria para desarrollar proyectos de infraestructura que eviten o mitiguen que la zona quede bajo agua con cada evento de lluvia.

Específicamente, el G-8 exigió que “se lleve a la acción” la Resolución Conjunta 118-2019, firmada por la gobernadora Wanda Vázquez en noviembre pasado, que establece como prioridad el uso de fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, en inglés) para la reconstrucción y recuperación de las comunidades del caño.

Lucy Cruz Rivera, presidenta del G-8 y residente en Barrio Obrero, indicó –en conferencia de prensa– que los fondos CDBG-DR permitirían el desarrollo de proyectos que “reducirían significativamente el impacto de las inundaciones”, como sistemas sanitarios y pluviales.

“Cada evento de lluvia demuestra la urgencia que tenemos para que el Departamento de la Vivienda asegure la asignación de dichos fondos para estos proyectos prioritarios, que atienden la salud y seguridad de 20,000 residentes, además de infraestructura crítica para el país, como el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín y vías principales, como la Baldorioty de Castro, Barbosa y Quisqueya”, dijo Cruz Rivera.

Entre otras cosas, la Resolución Conjunta 118-2019 establece que Vivienda debe enmendar el llamado “Plan de Acción” para asegurar y viabilizar inversión en las comunidades del caño.

De acuerdo con Cruz Rivera, los fondos CDBG-DR se han utilizado en estados como Texas y Florida para ayudar a comunidades vulnerables. “Reclamamos recibir trato igual reconociendo la vivienda como un derecho”, afirmó.

La líder vecinal añadió que han enviado cartas a La Fortaleza y Vivienda dejando saber sus reclamos, pero hasta ahora no han obtenido respuesta. “Es algo indignante”, aseveró.

“Miedo, frustración y preocupación”

Por otro lado, Waleska García, residente en Buena Vista Santurce y líder comunitaria, sostuvo que las familias del caño viven “en constante miedo, frustración y preocupación” ante cualquier evento de lluvia y la impotencia de no poder hacer más.

“Cada lluvia puede significar volver a empezar, perder todo lo que con mucho sacrificio hemos logrado obtener y, a la misma vez, lidiar con los efectos a la salud, como la dermatitis atípica, asma bronquial, problemas estomacales y otras enfermedades que nuestra gente padece y que empeoran a causa de las inundaciones usadas”, dijo García, tras resaltar que el agua de lluvia se mezcla con la del caño y, en algunas casas, sale por los inodoros y duchas.

“Recibimos decenas de vistas de funcionarios. Siempre nos dicen que ‘sí’ y, a la hora de la verdad, no tenemos nada concreto. Invitamos al nuevo secretario de la Vivienda, Luis Carlos Fernández Trinchet, y a la gobernadora a que visiten las comunidades y vean de primera mano lo que estamos pasando”, agregó.

Según García, las 29 calles de Buena Vista Santurce se inundaron con las lluvias de esta semana.

En tanto, Magda Rodríguez, residente en Barrio Obrero San Ciprián, contó que no fue hasta anoche que el nivel del agua bajó en esa comunidad. A su juicio, las lluvias de esta semana no tienen precedente.

“En esta ocasión, se han inundado calles que nunca se habían inundado… esas calles que, por lo regular, son las que la gente utiliza para bajar y subir en caso de inundaciones. Las inundaciones son cada vez peores. Es algo sumamente lamentable”, indicó Rodríguez.

“Vivo en una calle en la que hay muchos envejecientes. Sé que hubo mucha lluvia, pero esta vez el agua entró de una manera que no hubo forma de salvar casi nada (en las casas). Necesitamos poder acceder a los fondos de recuperación para que trabajen con la infraestructura. Es una cuestión de derechos humanos”, sostuvo.

Los líderes comunitarios concluyeron señalando que el gobierno tiene la oportunidad de viabilizar los proyectos en el caño, pero es quien mismo pone los obstáculos para que no se realicen.

Hace 16 años, las comunidades lograron la aprobación del Plan de Desarrollo Integral para el Distrito de Planificación Especial del Caño Martín Peña y, desde entonces, luchan por su implantación. Las obras más importantes de ese plan son el dragado del caño y los sistemas pluviales y sanitarios, con los que se lograría el manejo adecuado del agua.

Reacciona Vivienda

Mediante una declaración escrita, el secretario Fernández Trinchet indicó que la asignación de fondos CDBG-DR que hizo el Congreso a Puerto Rico responde al impacto que de los huracanes Irma y María sobre las viviendas, estructuras y negocios de la isla.

Añadió que esa asignación está condicionada y regulada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, en inglés) para estrictamente desarrollar programas de recuperación. “Bajo la asignación de fondos CDBG-DR no es posible desarrollar iniciativas cuyo único propósito sea el de mitigación”, dijo.

Indicó, sin embargo, que HUD publicó, el pasado 27 de enero, la asignación de $8,285 millones en fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario de Mitigación (CDBG-MIT, en inglés) mediante el Registro Federal.

“Los fondos CDBG-MIT son una partida asignada al gobierno de Puerto Rico con el fin de apoyar esfuerzos de mitigación a largo plazo, después de los huracanes Irma y María, a través de los programas CDBG-MIT. Los fondos CDBG-MIT, asignados hace menos de un mes, harán posible el desarrollo de proyectos que ayuden a reducir el impacto socioeconómico que puedan tener futuros eventos atmosféricos en estas comunidades vulnerables”, dijo Fernández Trinchet.

Informó que, en las próximas semanas, Vivienda dará inicio al Plan de Acción de Mitigación, lo que conllevará realizar vistas públicas a través de la isla. Las vistas serán el mecanismo amplio donde las comunidades, organizaciones sin fines de lucro, individuos y organizaciones privadas podrán proveer comentarios y participar en la preparación del plan.

“A la fecha de hoy, el Plan de Mitigación debe ser sometido durante el mes de septiembre para la aprobación de HUD”, puntualizó el secretario.


💬Ver 0 comentarios