Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Brigadas de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados reparaban ayer una tubería en el área de Miradero, en Mayagüez, que presuntamente se habría agravado con el temblor. El gobierno, sin embargo, no tiene reportes oficiales de daños. (Jorge Ramírez Portela)

El temblor de magnitud 6.0 registrado anteanoche, 44 millas al norte-noroeste de Aguadilla, es un recordatorio de que Puerto Rico ubica en un área muy susceptible a terremotos, cuyo potencial catastrófico puede ser tan o más alto que el de los huracanes.


💬Ver 0 comentarios