Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Unas 180 familias del barrio Carreras II se mantenían incomunicadas en la tarde de hoy cuando un golpe de agua del río Grande de Arecibo se llevó parte de la carretera 656.

 

Según explicó Ángel Pérez, director regional de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias (AMEAD), las autoridades se mantienen allí realizando un atajo provisional para poder restaurar el paso hacia la comunidad, el que se vio interrumpido cuando las lluvias que cayeron en el área de Utuado y en la zona del lago Caonillas desembocaron en este río. “Desde esta mañana estamos trabajando con esta situación, tratando de relocalizar la carretera a 150 pies de la orilla”, dijo Pérez.

 

El desprendimiento en la carretera arrastró un poste de comunicaciones de la Telefónica y los residentes que entraban y salían del lugar tenían que hacerlo a pie entre medio de los árboles circundantes y la maquinaria que estaba trabajando.

 

Elmer Román, un residente del barrio Carreras II, dijo que la situación de peligrosidad de la zona se le había comunicado el alcalde en varias ocasiones y se mostró molesto porque a la hora de la entrevista con este diario  alegó que  aún el alcalde no se había personado a la escena.

 

Agregó que estaba preocupado porque su padre, quien es paciente de diálisis, no había podido salir del sector porque la ambulancia no había podido lograr acceso al lugar.

 

Otro de los residentes, Orlando Carrión, también alegó que en el barrio existe un sumidero que en varias ocasiones ya se ha inundado y que el alcalde no ha respondido a los reclamos de que éste se limpie.  

 

Mientras en Ponce, unas 14 familias del municipio del barrio Tibes también están  incomunicadas debido deslizamientos de terreno.

 

Una familia tuvo que ser desalojada en la  carretera 503, kilómetro 17, debido a que su residencia sufrió daños.

 

Igualmente, en Cayey, las fuertes lluvias causaron el colapso de un puente en el barrio Matón Arriba, lo que mantiene aislados a los habitantes del sector Los Cintrones, mientras que en el cedro el río se ha adueñado de las calles lo que tiene inmovilizadas a decenas de familia, confirmó hoy el alcalde Rolando Ortiz Velázquez.

 

Mientras el barrio Jájome, principal ruta gastronómica de Cayey, se encuentra intransitable debido al desbordamiento del río.

 

“En este momento nuestra preocupación mayor es la seguridad de los cayeyanos y las malas condiciones de las carreteras”, manifestó el alcalde Ortiz Velázquez.

 

“Tenemos una casa que casi se desliza cuesta abajo, (pues) un gran derrumbe puso en riesgo la seguridad de la familia. Tengo entendido que no pudieron sacar ni los vehículos, pues la tierra tapó en su totalidad la entrada”, relató el primer ejecutivo municipal.

 

Asimismo,  la AEMEAD informó que la Carretera 656 en el Barrio Carreras II de Arecibo se desprendió y dejó incomunicadas a varias familias.

 

 


💬Ver 0 comentarios